Despliega el menú
Nacional

INVESTIDURA

El Gobierno condiciona otra investidura a que los partidos muevan su posición

María Jesús Montero ha dicho que tendrán que “profundizar en pactos” con el PP y Cs para conseguir su abstención en una segunda investidura y evitar la repetición electoral.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero.
Efe

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha condicionado este viernes una nueva investidura a que el Rey vuelva a encargar a Pedro Sánchez la responsabilidad de formar gobierno, a pesar de que cree que solo podrá salir adelante si los partidos “mueven su posición".

Montero, quien forma parte del equipo negociador del Gobierno, ha explicado en RNE que el Rey propondría al presidente en funciones como candidato solo "si ve que hay posibilidades" de que una segunda investidura sea "exitosa", algo que para la ministra pasa por la abstención de PP y Ciudadanos.

Por tanto, ha apelado a esos partidos a que cambien el sentido de su voto, a pesar de que una vez conformado el Gobierno “la oposición se haga con dureza o como uno quiera”.

“El PP no puede vivir en este país como si pasara por aquí, como si la investidura no le correspondiera”, ha añadido, tras reprochar a este partido que parece “estar proponiendo elecciones”.

Ha anunciado que el próximo paso de Gobierno será “concitar una alianza” esas formaciones y “profundizar en pactos” para conseguir su abstención en una segunda investidura y evitar la repetición electoral.

“Si para ello hay que profundizar en alguno de esos pactos que siempre hemos estado dispuesto a abordar, porque nos parece importante que los dos principales partidos hablen de los desafíos y retos (...), estaríamos dispuestos”, ha admitido Montero.

Con Unidas Podemos no ha descartado que se pudiera retomar una negociación, pero ha criticado duramente la actitud que asegura que ha mantenido este partido en los últimos días, así como la propuesta in extremis que su líder, Pablo Iglesias, lanzó a Sánchez desde la tribuna del hemiciclo.

“A última hora querían acuerdo, pero ni era el momento ni el sitio porque este Gobierno tiene una dignidad”, ha asegurado.

Montero ha atribuido la mayor parte de las discrepancias con Unidas Podemos a la “insistencia de Pablo Iglesias de ser ministro" y le ha acusado de "bloquear" la investidura igual que en 2016, un movimiento que no cree que pueda caer "en saco vacío".

Etiquetas
Comentarios