Nacional

Seguimientos personales de Villarejo instados por el BBVA supusieron "múltiples" vulneraciones de derechos

La pieza en la que la Fiscalía pide imputar a la entidad incluye investigación de dádivas a directivos. 

Villarejo, en Estepona en 2017.
Villarejo, en una imagen de archivo.
J. ZAPATA /EFE

La contratación por parte del BBVA dirigido por Francisco González de servicios prestados por el entramado empresarial del comisario jubilado José Manuel Villarejo tuvieron por objeto el desarrollo de servicios de inteligencia "de naturaleza patrimonial y carácter ilícito", además de seguimientos personales y acceso a comunicaciones que supusieron "múltiples" vulneraciones de derechos fundamentales de varias personas.

Así lo señala la Fiscalía Anticorrupción en el escrito que ha presentado este miércoles al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón solicitando la imputación como persona jurídica del BBVA por tres presuntos delitos --cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios-- relacionados con la una operación de espionaje encargada en 2004 al expolicía.

El Ministerio Público ha hecho pública este miércoles una nota informativa sobre su petición, en la que subraya la incompatibilidad de los encargos asumidos por el entramado empresarial Grupo CENYT con la condición de funcionario policial en activo de José Manuel Villarejo.

Por ello, solicita al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 que requiera al BBVA y que sea requerida para designar especialmente a una persona que la represente y comparezca en dicha condición, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 119 Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim).

La prestación de los servicios de Villarejo habría implicado a juicio de los fiscales del caso "una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante seguimientos personales y acceso a sus comunicaciones o a su documentación bancaria, lo que constituirían múltiples delitos de descubrimiento y revelación de secretos".

Por otra parte, alguno de los directivos investigados, cuya identidad no se da a conocer al estar la causa secreta, habría percibido dádivas del entorno del Grupo Cenyt por facilitar tales contrataciones. Ello constituiría delito de corrupción en los negocios.

Esta pieza de la causa Tándem, la número 9, es muy compleja e incluye diversas operaciones entre ellas la denominada 'operación Trampa', el despliegue que habría orquestado el comisario para conseguir frenar el desembarco de la constructora Sacyr en el Consejo de Administración del banco.

Según varias informaciones periodísticas, Villarejo facturó más de medio millón de euros a cambio de informes que incluían la monitorización de más de 4.000 teléfonos y seguimientos a periodistas, empresarios y políticos entre 2004 y 2005, incluido el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián; personado como acusación en la causa.

Tras difusión de la existencia de aquellos negocios con Villarejo a principios de este año, el ya presidente de honor del BBVA Francisco González presentó su renuncia al cargo y la nueva presidencia encargó una auditoría y una investigación internas para esclarecer los hechos. 

Afectación a áreas sensibles del banco

En su nota, la Fiscalía detalla que el análisis de la documentación en soporte papel y digital incautada en los registros practicados en el mes de noviembre del año 2017 y de la documentación aportada por BBVA acreditarían que la contratación y los pagos presuntamente ilícitos a la mercantil CENYT, titularidad del entonces funcionario del Cuerpo Nacional de Policía, afectaron a varias áreas sensibles del Banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado periodo.

En el informe presentado, la Fiscalía analiza de forma pormenorizada la concurrencia de los elementos que, con arreglo al artículo 31 bis del Código Penal, permiten trasladar a la persona jurídica la responsabilidad penal por los delitos cometidos por las personas físicas y descarta por el momento que la Entidad BBVA pueda ser considerada como perjudicada por los hechos investigados, por lo que ha interesado que se desestime su solicitud de personarse en la causa como acusación particular. 

Respuesta del BBVA

Aunque desde BBVA no han querido hacer comentarios, fuentes de la entidad recuerdan que el actual presidente del banco, Carlos Torres, inauguró el lunes un blog para comunicarse con los empleados, llamado 'The Pulse', en el que hizo referencia a la investigación.

En la publicación, Torres reiteró su "firme compromiso" con el esclarecimiento de los hechos y con el cumplimiento de la ley y aseguró que la investigación interna que lleva a cabo la entidad "avanza a buen ritmo", si bien no podía desvelar ningún detalle por estar supeditada a la investigación judicial, todavía bajo secreto de sumario.

El presidente de BBVA también indicó que la entidad sigue "colaborando activamente" con la causa judicial y pidió "evitar prejuzgar hechos no constatados" mientras el asunto se resuelve. 

Etiquetas
Comentarios