Despliega el menú
Nacional

debate de investidura

Sánchez redobla sin éxito su presión al PP y a Cs para que se abstengan

Según el líder del PSOE, lo que está pidiendo no es "nada del otro mundo salvo respetar el resultado electoral", que dio la victoria al PSOE y que ha dado a los socialistas los mismos diputados que a PP y Cs juntos.

Primera jornada del debate de investidura.
Primera jornada del debate de investidura.
Efe. J. J. Guillén

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha redoblado este lunes la presión al PP y a Cs para que, por "un servicio a España", se abstengan y faciliten su investidura, petición que tanto Pablo Casado como Albert Rivera han rechazado de plano.

En su cara a cara con Casado en el debate de investidura, Sánchez ha pedido una y otra vez que el PP se abstenga y le deje gobernar sin depender de los apoyos de los independentistas.

"No le pido que se abstenga gratis", ha asegurado Sánchez, quien se ha mostrado dispuesto a llegar a pactos de Estado con los populares, el único otro "partido de Estado" en la Cámara, ha argumentado.

Para Sánchez, el PP "no tiene derecho a meter a España en un laberinto, sus votantes y el país le están pidiendo que se abstenga para facilitar un Gobierno que no dependa de las fuerzas políticas que dicen ir contra la Constitución y la soberanía nacional", ha insistido.

Según el líder del PSOE, lo que está pidiendo no es "nada del otro mundo salvo respetar el resultado electoral", que dio la victoria al PSOE y que ha dado a los socialistas los mismos diputados que a PP y Cs juntos.

Además, ha puesto en valor haber acudido a la Cámara a ganarse la confianza de los grupos para la investidura y ha contrapuesto su posición con la de Casado. "¿A qué ha venido?, ¿a bloquear España o a facilitar que haya Gobierno?".

En respuesta, el líder del PP ha tendido la mano a Sánchez para lograr pactos en asuntos de Estado, pero ha cerrado cualquier posibilidad de apoyar su investidura como presidente del Gobierno porque "no es de fiar" y es "una prolongación" del proyecto rupturista de los independentistas.

Así, Casado ha insistido en que los actos de Sánchez han demostrado que carece de la coherencia necesaria como para saber que va a cumplir lo que ha planteado en su discurso para intentar conseguir la confianza del Congreso.

"Usted no es una persona de fiar", ha espetado Casado al presidente del Gobierno en funciones, quien actúa como un "trilero", ocultando a quienes espera sean sus socios de Gobierno y pretendiendo responsabilizar a la oposición de su falta de apoyos.

"¿Hasta cuándo va jugar al juego de trileros ocultando la bolita amarilla, la bolita de Bildu e intentando ocultar la bolita morada?", ha preguntado Casado para quien el objetivo de Sánchez en el debate ha sido "ocultar" sus verdaderas intenciones tras una máscara de "falsa moderación" y una actitud de "repartidor de carnets de centristas".

Así le ha reprochado que "reniegue de sus socios" de Podemos, los independentistas de Cataluña y los extremistas de Navarra, y que además busque la abstención de Bildu y de Arnaldo Otegi que fueron sus socios en la moción de censura y ahora "no pueden decir que se arrepientan de haberle hecho presidente".

Por ello, Casado asegurado que su partido votará en contra en la investidura y asumirá el papel de "leal oposición y urgente alternativa de gobierno".

Sánchez, posteriormente en su cara a cara con Rivera, ha pedido al líder de Ciudadanos que se declare "en rebeldía frente a sus propios votantes" porque, según las encuestas, el 70% de ellos quieren que se abstenga.

"Si fuesen un partido liberal, no estaríamos ante una situación de bloqueo", ha aseverado Sánchez, antes de pedir a Rivera que "no mienta a los españoles" y "se abstenga para que haya un gobierno" al que se pueda oponer.

El presidente de la formación "naranja" ha respondido que su grupo votará "no" con las dos manos: "no al plan Sánchez y no a la banda que va a ejecutar el plan Sánchez".

Ante la abstención que el candidato socialista le ha pedido en reiteradas ocasiones, lo cómodo sería "mirar hacia otro lado" y dejarle gobernar, pero acto seguido ha apostillado que "lo decente y lo responsable es oponerse a ese plan". 

Etiquetas
Comentarios