Despliega el menú
Nacional

nacional

Pablo Iglesias: "Si Pedro Sánchez obliga a votar a los españoles otra vez, no será presidente nunca"

El secretario general de Unidas Podemos no ve "sensato" el veto del presidente del Gobierno en funciones a que él esté en el Consejo de Ministros y asegura que el PSOE se equivocará si vuelve a haber elecciones generales.

El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.
Jorge Paris/20 minutos

El presidente Sánchez ha asegurado que le llamará a usted y a los líderes del PP y Cs. ¿Qué espera de la conversación?

Espero que el PSOE termine de decidirse a la hora de buscar socio. Es poco creíble decir que se quieren hacer políticas de izquierdas y al mismo tiempo estar interpelando permanentemente a la derecha. Hay que tener paciencia con el PSOE, y nosotros la vamos a seguir teniendo. Estoy convencido de que finalmente van a concluir que la vía más sensata –y además la única posible– es que negocien un acuerdo de coalición con nosotros.

Sánchez insiste en que el acuerdo es posible con Podemos, pero siempre que usted no entre en el Consejo de Ministros. ¿Hay margen para el pacto?

No es sensato plantear los vetos como clave de la relación con un socio. Y creo que Sánchez debería explicar las razones. Nosotros jamás vetaríamos a nadie del PSOE y muchísimo menos a su líder y candidato. Si el PSOE pone encima de la mesa vetos, no busca el acuerdo, busca una excusa.

Sánchez sugirió en La Sexta que ese veto es porque usted no defiende la democracia.

Creo que Sánchez se va a disculpar y que no ha querido decir eso. Referirse al secretario general de la fuerza que quieres que te apoye diciendo que no defiende la democracia... Es algo que no van a entender ni sus votantes. Pedro se ha equivocado, ha tenido un lapsus afirmando que nosotros no creemos en la democracia.

Lo ha dicho al menos dos veces.

Pues no debería olvidar que es presidente del Gobierno porque nosotros le apoyamos en la moción de censura.

Para usted, ¿cuál es el motivo por el que no hay pacto?

Creo que al PSOE le falta asumir que en España se ha instalado la cultura de la coalición. Quiere gobernar en solitario, con solo 123 diputados, para buscar acuerdos con la derecha en economía y los grandes temas y con nosotros en algunas cuestiones sociales.

¿Y que el PSOE traslade versiones diferentes sobre las conversaciones entre ustedes?

Un día el PSOE dice: el problema es que Iglesias pide la vicepresidencia; después, Pedro Sánchez lo desmiente; luego dice una cosa y la contraria... Creo que nadie lo entiende. Esa obsesión por tener todos los sillones, por no compartir responsabilidades, por quedarse con todo el poder, es lo que les está empujando a una estrategia errática. Hay que tener paciencia. Estamos convencidos de que el PSOE va a entrar en razón y que Pedro Sánchez va a rectificar ese tono bronco

¿Todavía tiene fe en que realmente pueda haber un giro por parte del PSOE y haya entente?

Tengo convicción porque los resultados electorales fueron los que fueron. El PSOE tuvo 7,4 millones de votos, nosotros 3,7. Esos resultados imponen lo que ya ocurre en 20 de los 28 Gobiernos de la UE, una coalición. Ya probamos con la moción de censura un gobierno en solitario y funcionó mal. Por eso estoy convencido de que Sánchez y el PSOE van a entrar en razón.

¿Funcionó mal?

Claro que sí. La prueba es que hubo que adelantar las elecciones, porque fue un gobierno que no dio estabilidad, fue incapaz de sacar los presupuestos adelante. Siguen prorrogados los de Montoro.

¿Se toma el veto de Sánchez a su figura como algo personal?

Para nada.

Pero cuando ve que Ximo Puig no tiene ningún problema con Mónica Oltra, o Revilla con el líder del PSOE cántabro, o Colau con Collboni... ¿No cree que la posición de Sánchez hacia usted es más que estrategia política?

Para nada. La relación con Pedro Sánchez es cordial. Entiendo perfectamente que él quiera todo el poder para sí mismo. Eso es lógico en una mente política. Pero para eso hay que tener los votos suficientes. Insisto en que hay que tener paciencia. Con la máxima cordialidad e incluso con ironía, le diré: ‘pero Pedro, ¿cómo es esto de que yo no creo en la democracia, cómo dices estas cosas?’.

¿Le habían acusado de antidemócrata antes?

Muchas veces. José María Aznar lo hizo en varias ocasiones en sede parlamentaria. Pero nunca imaginé que lo hiciera Sánchez, y que lo hiciera a cuatro días de presentarse a una investidura.

En el Gobierno manejan informes que dicen que el PSOE tendría hasta 20 diputados más en otras elecciones y Podemos perdería diputados. ¿Es consciente de que con su órdago puede jugarse la viabilidad de Podemos?

Si el PSOE está dispuesto a llevar a una repetición electoral a los españoles porque las encuestas les dicen que le va a ir bien, que lo expliquen. Sería una irresponsabilidad. Si hacen eso, la gente se enfadará.

Pero dejarían a Podemos en el precipicio.

Eso lo tiene que decidir el PSOE. Insisto: los españoles no lo entenderían.

¿Cree que su electorado estaría movilizado o iría a la abstención?

Si le soy sincero, la posibilidad de que haya una repetición electoral no la contemplo.

¿Vamos a un acuerdo en julio?

Creo que hay que tener paciencia y más tarde o más temprano el PSOE va a entender el veredicto de las urnas y que los ciudadanos han votado que los partidos se pongan de acuerdo, que colaboren y compartan responsabilidades.

¿En cuatro días cree que el PSOE puede hacer ese giro?

Si no es en julio, será en agosto o en septiembre.

Sánchez insiste en que en septiembre no hay opción.

Claro que hay opción. Es evidente que si el PSOE falla en la investidura, no le quedará más remedio que hacer lo que no ha hecho en 90 días, negociar un Gobierno.

Si usted mantiene la posición y Sánchez consigue convencer para que voten sí a JxCat, ERC, Bildu y el PNV, ¿se abstendría para facilitar la investidura?

Nuestra posición la han marcado los inscritos, no los movimientos de las fuerzas políticas independentistas. Y los inscritos en Podemos acaban de votar con un 70% que quieren un Gobierno de coalición.

¿Esa consulta a las bases ha sido una mascarada, como ha dicho el presidente?

Bueno, es lo que debería hacer una fuerza democrática. El PSOE hizo una consulta para avalar su pacto con Ciudadanos, en la que ni siquiera aparecía la palabra Ciudadanos. En la nuestra aparecían claramente dos posibilidades.

Pero no introdujo la posibilidad de que los militantes aceptasen una coalición asumiendo el veto de Sánchez hacia usted.

No nos habían trasladado ese veto cuando convocamos la consulta, pero lo hubiéramos incluido. Que decidan los inscritos de Podemos. Es evidente que el PSOE no quiere gobernar con Unidas Podemos, prefiere un acuerdo con la derecha. Pero no le va a quedar más remedio que ponerse de acuerdo.

¿Usted percibe que la gente está harta de esta situación?

Claro. Creo que a la gente no le apetece volver a votar.

¿Y asume que es en buena parte culpa de los políticos?

La gente ha votado que los políticos nos pongamos de acuerdo. Y para ello estamos dispuestos a renunciar a parte de nuestro programa, a ser flexibles, a buscar diferentes fórmulas, mientras que algunos siguen pensando que esto es el país de las mayorías absolutas donde un partido acapara todo el poder.

Pero su línea roja es que el secretario general esté en el Gobierno.

Nosotros planteamos que no puede haber vetos. Nosotros no hemos planteado ninguna línea roja y no se nos ocurriría vetar a nadie del PSOE. No entendemos que ellos planteen vetos.

Entre lo dicho por Sánchez hay frases como que "un Gobierno con Iglesias no funcionaría"; "el único obstáculo para que haya acuerdo es Iglesias", "Con él no sería un Gobierno funcional".

Desde luego es una manera de buscar acuerdos un tanto heterodoxa, eso lo reconozco. Cuando uno se presenta a la investidura, dedicar esos adjetivos al líder del principal socio es una manera de negociar que quizás se estudie en las Facultades de Ciencias Políticas, porque es llamativa.

¿Qué le dicen dicen sus compañeros dirigentes de Podemos?

No dan crédito a que se falte al respeto a cuatro millones de ciudadanos y a una fuerza política con la que se aspira a gobernar de manera colectiva.

¿Asume que parte de la población culparía a su partido de que no haya un gobierno de izquierdas?

Nosotros vamos a ser muy coherentes con nuestro programa y con nuestro mensaje.

A veces se olvidan las consecuencias de que no haya gobierno. No tenemos Comisionado para la pobreza infantil, ni presidente del CGPJ, ni director del CNI, ni ministra de Política Territorial. ¿Realmente el país puede aguantar esa situación?

Yo creo que no, por eso no comprendo la actitud del PSOE y de Pedro Sánchez. Ni yo ni creo que ya nadie.

¿Y usted por responsabilidad no debería abstenerse?

Nuestra postura en la investidura la deciden los adscritos.

¿No cree que puede estar cayendo en la trampa de ser la excusa para otras elecciones y que el PSOE amplíe su diferencia?

Que lo diga quien esté cómodo con ese bloqueo y quiere obligar a los ciudadanos españoles a votar otra vez para acumular todo el poder y no compartir responsabilidades. Creo que los españoles no entenderían eso. Me atrevo a hacer una predicción, creo que si Pedro Sánchez obliga a los españoles a votar otra vez, no será presidente de España nunca.

Igual que dicen, con Podemos sí, pero sin su líder, ¿usted valora decir al PSOE lo mismo?

No lo haríamos. Supongo que para muchos sería tentador vetar a Sánchez y plantear un gobierno encabezado por mujeres. Pero nosotros respetamos al PSOE. Y eligió a Sánchez de candidato y los españoles le votaron con un amplio respaldo.

Etiquetas
Comentarios