Nacional

política

ERC se abre a abstenerse si hay pacto PSOE-Podemos y JxCat agudiza su debate

Por su parte, JxCat decidirá su voto tras escuchar a Sánchez pero señala que "ahora mismo no se dan las condiciones".

Gabriel Rufián y Adriana Lastra tras la reunión que han mantenido la mañana de este jueves.
Gabriel Rufián y Adriana Lastra tras una reunión de negociación para la investidura. 
Efe

ERC está abierta a abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez si acaba cristalizando un pacto entre el PSOE y Unidas Podemos, mientras que en JxCat este eventual acuerdo va a agudizar su debate interno, con riesgo de choque entre partidarios y detractores de facilitar el nuevo Gobierno.

El anuncio del líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que está dispuesto a no formar parte del Gobierno de coalición que presida Sánchez era ya uno de los escenarios que ERC y JxCat contemplaban como posible, aunque para muchos no era, hasta hoy, probable.

Esta mañana, cuando las posiciones negociadoras de PSOE y Podemos aún estaban muy alejadas, se han reunido las cúpulas de republicanos y postconvergentes para abordar el sentido de su voto en el debate de investidura de la semana que viene en el Congreso.

La dirección de ERC ha aplazado la decisión sobre el sentido del voto de sus diputados en el Congreso hasta conocer si hay un pacto entre PSOE y Unidas Podemos.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha dicho que su partido deja abierta la posibilidad de "no obstaculizar" la investidura de Sánchez pero considera que no puede posicionarse sin saber si el candidato tiene suficientes apoyos para gobernar.

En el supuesto de que PSOE y Unidas Podemos alcancen un acuerdo, Rufián ha dado a entender que ERC se abstendrá para no impedir la formación de un nuevo Gobierno que deje en la oposición al PP, Ciudadanos y Vox.

"Por nosotros no será" que no pueda haber un Gobierno de izquierdas en España, ha afirmado Rufián, que ha recordado el compromiso electoral de ERC de "no bloqueo" y de hacer política en el Congreso.

Fuentes de ERC consultadas han apuntado que una de las soluciones con más apoyos dentro de la dirección consistía en votar 'no' en la primera votación del martes y abstenerse en la segunda votación del jueves, pero el anuncio de Iglesias y los efectos que puede tener en la negociación puede decantar a los republicanos a una abstención en ambas ocasiones.

Pulso entre favorables y contrarios a una abstención en JxCat

Más compleja es la situación en JxCat, donde se libra un pulso no exento de tensión entre favorables y contrarios a una abstención de sus siete diputados en el Congreso.

JxCat decidirá el lunes por la noche si facilita la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, pero esta mañana, antes de escuchar el cambio de posición de Iglesias, la diputada en Madrid Laura Borràs ha advertido de que en ese momento encontraba "muchos motivos para votar que no".

"No se dan los condicionantes para poder votar a Pedro Sánchez. El catalanismo político no ha regalado nunca sus votos y no se entendería que lo hiciera ahora", ha asegurado Borràs en rueda de prensa en el Parlament, donde ha acusado a Sánchez de "arrogancia", de "aversión al pacto" y de querer "humillar a la oposición".

Tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como un sector de independientes de JxCat -entre ellos la propia Borràs y otros dos diputados en el Congreso, Míriam Nogueras y Jaume Alonso-Cuevillas- abogan por un 'no' si Sánchez no se abre a dialogar sobre el derecho a la autodeterminación.

En cambio, varias voces del espacio postconvergente -entre ellas las de los tres presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona), Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, además de la del diputado en Madrid Sergi Miquel- son partidarias de la abstención si hay un pacto entre PSOE y Unidas Podemos.

La fisura abierta dentro del espacio de JxCat a raíz del pacto con el PSC en la Diputación de Barcelona puede ahondarse por la investidura de Sánchez y algunas voces consultadas por Efe no descartan que las discrepancias se agraven en los próximos días.

Este debate coincide con la discusión sobre cómo reconfigurar el espacio postconvergente, para lo que sigue sin haber acuerdo entre los sectores del PDeCAT partidarios de reinventarse como JxCat y controlar los resortes principales de este espacio y los independientes y algunos cargos de la formación demócrata agrupados en torno a Carles Puigdemont, que se niegan a aceptar la tutela de la antigua Convergència. 

Para Rufián, un escenario de no acuerdo entre PSOE y Podemos equivale a decir que "centenares de miles de votos se están tirando a la basura, lo que es una irresponsabilidad histórica, porque no se le puede transmitir a la gente que ha votado mal". "Tampoco se debe dar una segunda oportunidad a los hijos de Aznar y Don Pelayo, es decir, a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, de llegar a la Moncloa, esto es cometer una grave irresponsabilidad histórica", ha advertido.

Etiquetas
Comentarios