Nacional

política

Podemos, el partido que más ha consultado a sus militantes en sus cinco años de vida

Las preguntas de la formación a su más de medio millón de inscritos van desde la última sobre su apoyo a un Gobierno de coalición o uno del PSOE en solitario hasta la realizada por Iglesias y Montero en mayo de 2018 sobre si la compra de su chalet suponía el abandono de la formación.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la inauguración de un curso de verano en El Escorial.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante la inauguración de un curso de verano en El Escorial.
Efe/J. J. Guillén

"¿Cómo deben votar los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura?"  Esta es la consulta interna que la dirección de la formación morada lanzó este pasado viernes a su más de medio millón de inscritos con el objetivo de que, y hasta este jueves, escogiesen entre un Gobierno de coalición o uno del PSOE en solitario en la investidura de Pedro Sánchez. Hay dos opciones: si para investir a Sánchez es necesario un "acuerdo integral de Gobierno de coalición programático y de equipos, sin vetos y con representación razonablemente proporcional» de las dos partes", o si basta con "un gobierno diseñado únicamente por el PSOE con colaboración en los niveles de la administración supeditados al Ejecutivo y un acuerdo programático". No es la única pregunta que el partido ha hecho a sus bases pues en sus cinco años de vida se han sucedido algunas más. 

En Aragón, la última se realizó entre el 26 y el 28 de junio y los responsables autonómicos hicieron una pregunta que versaba sobre si los militantes apoyarían un voto puntual de investidura de los diputados de Podemos a un presidente del Gobierno del PSOE para evitar que el PP volviese a gobernar en Aragón. De los 12.342 inscritos en el censo del partido votaron apenas 2.237 y de ellos, el 90% respondían de manera afirmativa a la pregunta. 

No obstante, quizás una de las más llamativas, tanto por número de participación (188.176 participantes) como por el contenido de la cuestión fue la que se produjo en mayo del año 2018. Fue entonces cuando el líder del partido, Pablo Iglesias y la portavoz, Irene Montero, dejaron en manos de los militantes la decisión de si la compra del chalet que la pareja adquirió en la sierra madrileña por medio millón de euros  les obligaba a dejar la formación. La mayoría, el 70% de los militantes, avalaron la continuidad de los políticos mientras que el 30% entendieron que ese gasto era el aliciente perfecto para su salida.

La consulta sobre si sus militantes apoyaban, o no, una moción de censura para echar a Mariano Rajoy y al PP del Gobierno llegó pocos días después. En ella recibieron 75.310 respuestas y prácticamente todas (el 98,94% de votos) estaban a favor del abandono del PP. 

Un mes antes, en marzo del año pasado, el líder de la formación emitió otra pregunta a sus militantes con el objetivo de forjar la marca y el carácter del partido ante las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Esta se realizó en tres ámbitos, uno estatal, otro en todas las autonomías donde se celebraron los comicios este año y por último, en todos los municipios donde el partido tiene inscritos.

Las constantes preguntas a los afiliados, sobre todo a nivel estatal,  no son de extrañar y es que la formación morada tiene en sus estatutos la participación ciudadana como un elemento fundamental, incluso Pablo Iglesias propuso reducir la edad de participación de los votantes a los 14 años. Sin embargo, no llegó a buen puerto 

El 'no' a un referendum y la división de Iglesias y Errejón

En el año 2016 también fueron varias las preguntas realizadas por Podemos. Una de ellas fue dirigida a conocer la opinión sobre los militantes de cara a las elecciones del 26-J para ver si apoyarían un futuro pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera. La respuesta fue rotunda y el 'no' fue la opción del 88,23% de las personas que participaron en las encuesta interna.

Otra de las más polémicas y que evidenció una crisis dentro del partido entre Iglesias y el cofundador Iñigo Errejón, fue la de finales de ese mismo año y que decidió las reglas de funcionamiento de Vistalegre 2 (la segunda Asamblea Ciudadana estatal de Podemos). La propuesta secundada por Iglesias y Echenique, entre otros, obtuvo una ajustada victoria con 40.830 votos, mientras que la de Errejón obtuvo 38.419 votos.

Etiquetas
Comentarios