Despliega el menú
Nacional

san fermín

Pamplona rechaza con un "estruendo popular" una nueva agresión sexual

Según el manifiesto leído por las asociaciones convocantes, son 18 las mujeres que han interpuesto denuncias durante estas fiestas (la mayoría por abusos sexuales en forma de tocamientos).

Miles de personas se concentran en Pamplona contra una nueva agresión sexual en Sanfermines.
Miles de personas se concentran en Pamplona contra una nueva agresión sexual en Sanfermines.
EFE/Jesús Diges

Pamplona ha paralizado este domingo la celebración festiva de los Sanfermines para protestar durante unos minutos contra la agresión sexual denunciada en la primera noche de las fiestas y responder al "estruendo popular" al que habían sido convocados por organizaciones feministas.

En la Plaza del Castillo, centro neurálgico de la Pamplona festiva, se han dado cita los componentes de las peñas sanfermineras de camino a la plaza de toros, así como muchas otras personas que han mostrado de forma ruidosa su protesta, que se ha evidenciado con una sonora pitada de cinco minutos, acompañada del sonido de silbatos, trompetas de juguete, tapas de cacerola, los bombos y tambores de las peñas y otros objetos de los que se pudiera sacar sonido.

Mientras, en un escenario instalado con motivo de los Sanfermines, se han situado una decena de mujeres de los colectivos convocantes, Gora Iruñea! y la Plataforma de Mujeres contra la violencia sexista, tras una pancarta con el lema "Emakumeon kontrako indakeriarik ez. No a la violencia contra las mujeres".

Dos de ellas, Kenia Cordero y Ángela Epalza, han leído en euskera y castellano un comunicado en el que han asegurado que son 18 las mujeres que han interpuesto denuncias durante estas fiestas (la mayoría por abusos sexuales en forma de tocamientos), hechos que han sucedido "en espacios abiertos y de confianza de las mujeres".

Dicen estar "hartas" de sufrir agresiones por parte de hombres que no tienen interiorizado que las mujeres "somos dueñas de nuestras vidas", para considerar que es "responsabilidad de toda la ciudadanía construir otro modelo de sociedad, rechazar la violencia sexista" y dar una respuesta a la violencia que sufren las mujeres.

Han reivindicado su derecho "a unas fiestas libres de agresiones, a salir sin miedo a la calle" y disfrutar de todos los espacios a su alcance, porque: "La fiesta y la noche también son nuestras".

Por ello, han concluido: "Ante un sistema que nos quiere calladas y sumisas, hemos venido a hacer ruido. Esto es un estruendo alto y claro contra las agresiones sexistas", han zanjado, una frase que ha animado a los presentes, varios miles de personas, a realizar una sonora pitada.

Entre quienes han respondido al llamamiento se encontraban representantes municipales como Joseba Asiron (EH Bildu) y el alcalde, Enrique Maya (Navarra Suma), quien en declaraciones a los periodistas ha señalado que durante estos Sanfermines ha habido dos denuncias por agresiones sexuales, que se están investigando.

La que ha provocado la convocatoria ocurrió durante la noche del 6 al 7 de julio, al parecer en un piso al que acudió la víctima, si bien Maya no ha querido dar datos porque el asunto "está en manos de la policía y de los jueces".

"Nosotros apoyaremos lo que esté en nuestra mano para esclarecer los hechos y, si finalmente se confirma que ha ocurrido, que pasen a disposición judicial y que cumplan con la condena que un juez les imponga", ha deseado a los agresores.

En cualquier caso, Maya ha valorado "de una manera extremadamente positiva" la respuesta ciudadana y la contundente unidad en el rechazo de las agresiones sexistas, porque "ya sea en sanfermines o cualquier otro día del año Pamplona está en contra de todo tipo de agresiones".

Etiquetas
Comentarios