Despliega el menú
Nacional

navarra

Un muerto en las graves inundaciones en Navarra tras las fuertes lluvias

El cuerpo sin vida de un conductor arrastrado por el agua ha sido localizado cerca de Moriones. Decenas de vehículos vieron arrastrados por el agua. El tráfico en todas las entradas a Tafalla estuvo colapsado.

Inundaciones en Tafalla (Navarra) por el desbordamiento del río Cidacos.
Inundaciones en Tafalla (Navarra) por el desbordamiento del río Cidacos.
Twitter

La imprevista y repentina avenida del río Cidacos en Navarra, debido a las intensas precipitaciones registradas durante la tarde de este lunes, provocó graves daños en Tafalla, Olite y Pueyo, que se vieron inundadas.

El cuerpo sin vida de un conductor arrastrado por el agua ha sido localizado cerca de Moriones, en el municipio de Ezprogui (Navarra), informa el Gobierno Foral.

Efectivos de bomberos de Navarra han encontrado el cuerpo en ese punto, a unos 14 kilómetros de Sangüesa y unos 50 kilómetros de Pamplona, tras las intensas lluvias que han causado inundaciones en diversas localidades navarras.

La Policía Foral se ha hecho cargo de la investigación, según recoge el Ejecutivo en su cuenta de Twitter.

Impactantes vídeos y fotos de las inundaciones corrieron como la pólvora en las redes sociales. Las riadas tomaban las calles arrastrando decenas de coches y todo lo que encontraban  a su paso. Algunas personas que se encontraban en sus vehículos fueron evacuadas ante la imposibilidad de seguir circulando. 

El río Cidacos, que a las 17.40 tenía 0,11 metros de altura, a las 22.20 llegaba a los 3,71 metros y había arrastrado varios coches que estaban aparcados.

El agua además inundó bajeras, sótanos, garajes y locales comerciales, causando graves daños. También anegó la factoría de Luzuriaga y el polideportivo de Tafalla.

Ante la gravedad de las inundaciones, el Ayuntamiento de Tafalla convocó para primera hora de este martes una reunión de coordinación entre las diferentes dispositivos implicados la protección civil de la ciudad. Y avanzó que pondría en conocimiento de la población las medidas que se vayan a tomar inmediatamente y durante los próximos días para paliar los daños, aún por cuantificar. 

"Tafalla ha sido siempre una ciudad solidaria.  Sabemos que la ciudadanía estará a la altura de las circunstancias", aseguraba en un comunicado.

La Agencia Estatal de Meteorología había activado la alerta naranja ante el elevado riesgo de que se produjeran precipitaciones y tormentas prácticamente en toda la Comunidad Foral.

Por ello, según informa el Gobierno Foral, se activó el Plan de Emergencia, nivel 1, por inundaciones en la zona media: Tafalla, Olite, Pueyo, Pitillas y Beire, y se estaba en contacto con todos los recursos públicos disponibles.

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, el director general de Interior, Agustín Gastaminza, la directora del Servicio de Protección Civil, Isabel Anaut, y el director del Servicio de Bomberos, Javier Bayona, coordinaban desde Sos Navarra las labores de asistencia. 

Sobre el terreno trabajan bomberos de los parques de Tafalla, Cordovilla, Peralta, Lodosa, Sangüesa, Estella y Tudela, así como personal de Protección Civil de Milagro, agentes de la Policía Foral de la unidades de Prevención de Pamplona y Tafalla y de Tráfico, y policías municipales. Asimismo han sido prealertados los voluntarios de Cruz Roja y DYA.

A última hora de la noche estaban cortados los accesos norte y sur de Tafalla, así como la carretera N-121 a la altura del kilómetro 30, por lo que los vehículos estaban siendo desviados por la autopista AP-15, y estaba interrumpido el tráfico ferroviario. El Mercadona de Tafalla, absolutamente inundado tras las tormentas.

Dos carreteras locales en las inmediaciones de Olite también permanecían cortadas al tráfico por inundaciones: la NA-5300, San Martin de Unx-Olite, a la altura del kilómetro 7 y de la NA-5301, Olite-Beire, a la altura del kilómetro 1.

En la estación de aforos de Olite se registró a las 23.10 el pico máximo de la avenida, con una altura de 4,23 metros y un caudal de 275 metros cúbicos por segundo, lo que supone la segunda mayor crecida desde que se tienen registros, siendo la máxima la registrada en el año 2007, con 4,36 metros de altura y 294 m3.

Aun cuando la previsión es que el temporal irá remitiendo, se recomendaba a la población que no abandonase los lugares donde se encontraban si son seguros, que no se desplazasen a la zona y, en caso de emergencia, telefonearan al 112 y si es posible a través de la aplicación My112 que geoposiciona su situación.

Etiquetas
Comentarios