Despliega el menú
Nacional

Ciudadanos, PP y Vox elevan la presión para que dimita Grande-Marlaska

Arrrimadas asegura que con sus declaraciones el ministro colocó en la diana a los dirigentes liberales que participaron en la marcha del Orgullo.

Combo de imágenes de Inés Arrimadas y Fernando Grande-Marlaska
Combo de imágenes de Inés Arrimadas y Fernando Grande-Marlaska
Efe

Ciudadanos, PP y Vox hicieron piña este lunes para reclamar la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que las fuerzas de centro y extrema derecha responsabilizan del acoso que sufrió la comitiva de Ciudadanos durante el desfile del Orgullo, del que los dirigentes naranjas tuvieron que salir escoltados por la Policía Nacional, tras ser objeto de numerosos insultos y algún botellazo. 

El origen de la petición de dimisión está en unas declaraciones del ministro antes de la manifestación en Madrid. "Si alguien no entiende que eso debe tener alguna consecuencia en un sentido o en otro podría calificarse de irresponsable", señaló Marlaska en relación a los pactos de PP y Ciudadanos con Vox para gobernar en ayuntamientos y comunidades autónomas. 

Inés Arrimadas dio el pistoletazo de salida el mismo sábado a las peticiones para que el juez de la Audiencia Nacional en excedencia renuncie a su puesto al frente de Interior. Según la portavoz parlamentaria de la formación liberal, Marlaska "alimentó el odio" contra su partido con sus valoraciones. Arrimadas mantuvo su ofensiva. Anunció que pedirá la comparecencia del ministro en el Congreso, le acusó de haber puesto a Ciudadanos en la diana de los radicales y le achacó alentar la violencia. La también liberal Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, añadió que los agentes de la Policía Nacional, dependientes del Ministerio del Interior y, por tanto, de Marlaska, "tardaron muchísimo tiempo en llegar" al lugar donde se encontraba rodeada la comitiva de Ciudadanos. 

El PP no se quedó a la zaga en la ofensiva contra el ministro. Así, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, se solidarizó con la formación naranja y exigió una rectificación inmediata del juez en excedencia. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, recordó la labor de Marlaska en la Audiencia Nacional, desde la que lanzó numerosas operaciones policiales contra el entramado etarra, y lamentó que haya pasado de "luchar contra ETA en los juzgados a estar en un gobierno en el que están gracias a los votos de Bildu", en alusión a la moción de censura que respaldó la izquierda abertzale.

Desde Vox se tachó al ministro de "chavista".

El ministro evita la polémica

El titular del Interior guarda silencio ante las críticas recibidas y este lunes se negó a entrar en valoraciones durante los actos en los que participó en Galicia y Portugal. El PSOE sí alzó la voz para defender a su ministro, que figura en el Gobierno en calidad de independiente. Desde las filas socialistas se condenó el hostigamiento que sufrieron los dirigentes de Ciudadanos, entre los que, además de Arrimadas y Villacís, se encontraban los diputados Marcos de Quinto, Patricia Reyes o Miguel Gutiérrez. No obstante, en palabras de la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, no existe conexión alguna entre las manifestaciones de Marlaska y el acoso a Ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios