Despliega el menú
Nacional

Aznar carga contra la nueva política porque "no ha traído regeneración sino radicalismo que favorece al nacionalismo"

Dice que en Cataluña lo que está en juego es una sociedad libre y democrática: "El nacionalismo es hoy una versión del totalitarismo". 

José María Aznar antes de pronunciar la conferencia en la clausura del curso de verano de la fundación FAES, junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
José María Aznar antes de pronunciar la conferencia en la clausura del curso de verano de la fundación FAES, junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
Efe

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha cargado este viernes contra la "nueva política" porque, según ha dicho, no ha traído "regeneración" sino una fragmentación política que no se traduce en acuerdos y lleva a más "radicalismo" en el ámbito de los partidos. De hecho, ha advertido que esta situación beneficia al "nacionalismo radicalizado", que cuenta con "la coyuntura más favorable para tener un poder de decisión sin precedentes".

Así se ha pronunciado Aznar en la clausura del curso de verano de la fundación FAES en el municipio madrileño de San Lorenzo de El Escorial, un día después de que PP, Cs y Vox no lograran ponerse de acuerdo para que el 'popular' Fernando López Miras fuera investido presidente de Murcia.

El exjefe del Ejecutivo ha señalado que "nunca como ahora" en la trayectoria democrática de España la política "parece menos relevante" o "menos productiva" y ha añadido que "esta realidad contrasta de manera muy acusada con las expectativas generadas por la llamada nueva política".

"A pesar de las posiciones moderadas, que son mayoritarias en el electorado, hay una presencia en el ámbito de los partidos de un radicalismo considerablemente mayor del que nunca antes ha conocido nuestro sistema político", ha enfatizado.

En este punto, ha recordado que se prometía que esa fragmentación política sería "regeneradora" porque "acabaría con el bipartidismo". "Pero lo cierto es que esta fragmentación no se recompone con acuerdos suficientes", ha subrayado.

Es más, ha destacado que con esa fragmentación el "nacionalismo radicalizado ha encontrado la coyuntura más favorable para tener un poder de decisión sin precedentes", hasta el punto de que en mayo de 2018 "un partido nacionalista decidía el Gobierno de España" a través de una moción de censura. 

En Cataluña no existe el camino "hacia la ruptura"

En clave catalana, ha recalcado que "no hay para Cataluña un camino sin retorno hacia la ruptura". "Ese camino no existe y si existiera no sería posible recorrerlo", ha exclamado, para subrayar que no hay lugar en Europa para un proceso secesionista como el que plantea el independentismo catalán.

El expresidente del Gobierno, que ha afirmado que el "nacionalismo hoy en Europa es una versión postmoderna del totalitarismo", ha advertido de que en Cataluña lo que está "en juego" es la existencia de una sociedad libre, plural y democrática. 

Etiquetas
Comentarios