Despliega el menú
Nacional

iglesia católica

El papa Francisco aceptó la renuncia del nuncio en España, Renzo Frattini

Su renuncia,presentada al haber cumplido los 75 años, llega el mismo día que El Gobierno va a trasladar al Vaticano su "discrepancia absoluta" con sus declaraciones sobre Franco. 

El nuncio Fratini, en La Cartuja Baja
El nuncio Fratini.
Efe

El Vaticano comunicó este jueves que el papa Francisco aceptó la renuncia del nuncio en España, Renzo Fratini, presentada al haber cumplido los 75 años que marcan la edad de jubilación de los prelados.

La aceptación de esa renuncia se produce el mismo día en el que el Gobierno español trasladará al Vaticano, a través de su embajadora ante la Santa Sede, Carmen Peña, su "discrepancia absoluta" con unas declaraciones del representante pontificio sobre el exhumación de los restos del dictador Francisco Franco.

En una entrevista concedida como despedida al cumplir los 75 años y tras 10 años como embajador del papa en España, Fratini cuestionó la decisión del Gobierno de exhumar a Franco del Valle de los Caídos y afirmó que "por qué resucitarlo".

En el boletín informativo del Vaticano se comunicó solo el acto formal de que Francisco había aceptado la renuncia que los prelados están obligados a presentar cuando llegan a los 75 años y que Fratini ya había adelantado.

Justo en el día en el que el Vaticano formaliza la salida de España del nuncio, la embajadora Peña se reunirá con el secretario vaticano de Relaciones con los Estados (equivalente a ministro de Exteriores), Paul Gallagher, para entregarle la carta de protesta del Gobierno español por las declaraciones de Fratini consideradas una injerencia.

"Creemos que ha sido rota la neutralidad con la que las legaciones diplomáticas tienen que actuar. (...) Lo que se ha puesto en cuestión es una ley de los españoles, una ley de su Parlamento que es lo que el Gobierno está ejecutando y nos parece completamente inasumible", indicó en declaraciones a los periodistas la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

"No aceptamos esas declaraciones del nuncio y nada más. Por lo demás, tenemos unas relaciones respetuosas y cordiales y así van a seguir siendo, lo que ocurre es que el Gobierno no puede aceptar que un embajador ponga en cuestión una ley de este país", insistió Calvo.

Por el momento, el Papa no ha elegido al que será el nuevo embajador en España y Andorra.

Etiquetas
Comentarios