Nacional

incendios

El viento impide controlar fuego de Toledo y Madrid y mejora el de Tarragona

La Comunidad de Madrid ha activado el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios mientras que en Tarragona confían en dar por controlado esta noche el incendio.

Incendio en Tarragona
Se confía que en Tarragona el incendio se pueda dar por finalizado esta noche.
Reuters

El calor y el viento dificultan el control del incendio que afecta a la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo, mientras que en Tarragona los bomberos confían en dar por controlado esta noche el fuego y mejora la situación de los incendios activos en Ávila, que podrían haber sido provocados.

El fuego, que desde este pasado viernes se extiende por Almorox (Toledo) y las localidades madrileñas de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos, ha obligado a cortar tramos de cuatro carreteras madrileñas (la M-541, M-542, M-507 y M-546) y a evacuar a unas 40 personas de la urbanización Alberche del Encinar, que se unen a las del camping de Cadalso.

No se espera que el fuego pueda ser controlado en las próximas horas, debido al calor y la intensidad del viento, según ha explicado a Efe la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Paz García Vera, que ha señalado que el incendio ha arrasado ya 4.000 hectáreas. Esta cifra ha sido, no obstante, rebajada por Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, que calcula en 2.700 las hectáreas calcinadas hasta el momento.

"Me gustaría decir que en el día de hoy pudiera ser controlado pero todo parece indicar que va a ser materialmente imposible que el fuego se controle", ha asegurado García Vera, tras visitar el punto de control del operativo.

Lo mismo ha opinado el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que ha acudido al centro de control del incendio, en Cenicientos, donde ha asegurado que es "materialmente imposible" que el fuego sea controlado este domingo por su virulencia y porque está "partido en dos flancos".

La Comunidad de Madrid ha activado el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios y en la zona trabajan cerca de 500 efectivos entre bomberos, miembros de la Unidad Militar de Emergencias, guardia civiles, el Summa y agentes forestales, además de 14 medios aéreos, entre ellos tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura y un helicóptero de coordinación.

Mientras, los bomberos confían en dar por controlado esta noche el incendio que se declaró el miércoles en la Ribera d'Ebre (Tarragona) y las Administraciones trabajan en un plan de choque para relanzar una zona en la que han ardido unas 6.000 hectáreas.

Este domingo han trabajado en el perímetro del incendio, que también ha afectado a las comarcas leridanas de Garrigues y Segrià, un total de 50 dotaciones -34 vehículos auto-bomba de los Bomberos de la Generalitat, dotaciones de los agentes rurales, 3 helicópteros y vehículos de apoyo y mando-.

Los bomberos de la Generalitat también han conseguido estabilizar el incendio de vegetación agrícola que se ha declarado este mediodía en Talavera (Lleida), tras quemar unas 40 hectáreas, y que podría haber sido originado por una máquina cosechadora.

En la ciudad de Toledo ha quedado controlado a las 8.34 horas de la mañana el incendio forestal iniciado el viernes en las afueras de la capital, tras quemar unas 1.600 hectáreas.

En Castilla y León, el consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha dicho que cree que detrás de los incendios que aún continúan activos en Ávila está "la mano del hombre".

La Junta ha rebajado el nivel de peligrosidad de los incendios que aún permanecen activos en los municipios abulenses de El Arenal, Gavilanes y Pedro Bernardo, todos ellos situados en la vertiente sur de la sierra de Gredos, dentro de la comarca del valle del Tiétar.

Suárez-Quiñones ha confiado en que el incendio de Gavilanes, que ha sumado un perímetro de 10 kilómetros, quede hoy estabilizado, mientras que en Pedro Bernardo se mantiene el nivel 1 de peligrosidad, si bien la situación tiende a mejorar considerablemente.

La situación del incendio de El Arenal es buena, ya que han funcionado las tareas realizadas desde el primer momento en este fuego que sigue activo, según ha explicado el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández.

Las previsiones apuntan a que la superficie afectada por el incendio estará por encima de las 500 hectáreas y cientos de vecinos de Pedro Bernardo han guardado un minuto de silencio, tras asistir a la lectura de un manifiesto en el que han plasmado su "indignación" por el "desamparo y abandono institucional" ante el incendio.

Por su parte, en Cartagena (Murcia), unos 80 efectivos contraincendios y 4 helicópteros han logrado controlar en unas cuatro horas un incendio forestal declarado en la tarde de este domingo en la zona de El Parrillar, en la diputación de Los Puertos.

Etiquetas
Comentarios