Despliega el menú
Nacional

cantabria

Revilla toma posesión como presidente de Cantabria: "Vamos a continuar igual, pero con más fuerza"

El regionalista jura el cargo rodeado de familiares, amigos, las principales autoridades de la Comunidad y la ministra Montero.

Miguel Ángel Revilla, este sábado en el acto de toma de posesión como presidente de Cantabria.
Miguel Ángel Revilla, este sábado en el acto de toma de posesión como presidente de Cantabria.
EFE/Pedro Puente

Miguel Ángel Revilla ha tomado este sábado posesión del cargo de presidente de Cantabria por cuarta vez en su trayectoria política. El líder del PRC seguirá así al frente de un Gobierno de coalición con el PSOE que será "continuista": "vamos a continuar igual, pero con más fuerza".

Así lo ha expresado el Revilla (Polaciones, 1943) tras jurar el cargo en un acto celebrado en el Parlamento, en el que también ha intervenido la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y que en nombre del Ejecutivo central ha dado la enhorabuena al regionalista y le ha deseado también suerte y éxito en este nuevo mandato.

A la toma de posesión han acudido además de familiares y amigos del presidente autonómico -que fue investido en el cargo el pasado jueves-, las principales autoridades de la Comunidad: el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría; el jefe del Legislativo, Joaquín Gómez; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), José Luis López del Moral; la fiscal superior, Pilar Jiménez; el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge; otros cargos civiles y militares, y todos los expresidentes de Cantabria, excepto Juan Hormaechea, al que no ha echado "mucho en falta" Revilla.

Entre sus invitados, y además de su esposa, Aurora Díaz, hijas y hermana, destacaban el exfiscal general del Estado y magistrado del Tribunal Supremo, Julián Sánchez Melgar; el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres; el periodista Luis del Olmo; el abogado catalán y militante del PRC José María Fuster-Fabra; el catedrático de Derecho penal Gonzalo Quintero Olivares; la directora de la Editorial Espasa, Ana Rosa Semprún; o el padre Ángel, que "es muy amigo mío", ha destacado el regionalista.

Su discurso, informal, ha sido seguido también por miembros de los gobiernos saliente y entrante, diputados y alcaldes, y lo ha pronunciado "con Rafa presente, siempre", palabras al inicio de su intervención con las que ha recordado, emocionado, al confundador del PRC, expresidente del Parlamento y exconsejero del Gobierno, Rafael de la Sierra, fallecido hace diez días tras una larga y dura enfermedad. 

Sonará la misma música, pero más fuerte

En su alocución, el presidente cántabro ha indicado que en la X Legislatura que acaba de comenzar sonará "la misma" música que en la anterior, "pero más fuerte". "Eso es lo que vamos a hacer", ha resumido.

Con este símil, Revilla ha defendido el trabajo y gestión del anterior Gobierno PRC-PSOE y el pacto "absolutamente lógico" y que "da estabilidad" suscrito de nuevo por ambos partidos, que comandarán así la región los próximos cuatro años, como ya han hecho durante doce años. "Nos conocemos", ha valorado al respecto.

Para ello, y después de evidenciar que "no es mala cosa" que haya un Ejecutivo regional en "sintonía" con el central, ha recordado que regionalistas y socialistas llegaron a un acuerdo tras las elecciones y lo hicieron, además, "con celeridad", en "prácticamente tres días", algo que a sus ojos podría servir de "ejemplo" a España, porque "no hay nada más importante que la estabilidad".

En este sentido, el secretario general de la formación cantabrista se ha referido al actual contexto nacional tras los comicios generales, pendiente aún de la investidura del presidente -Pedro Sánchez, líder del PSOE, ganador en las urnas- y de la formación del nuevo Ejecutivo.

"Hay que llegar a un acuerdo", ha apelado Revilla, para quien "tiene que haber Gobierno", más cuando "no hay alternativa" al candidato socialista. Teniendo en cuenta esto último, ha pedido a los partidos de la oposición que no "bloqueen" el proceso, ya que unas nuevas elecciones "serían desastrosas". "La gente nos llamaría de todo", ha avisado. 

"Por Dios, cumplid el acuerdo, que no estoy para bromas"

Precisamente, el documento rubricado entre el PRC y PSOE también conlleva el apoyo, en caso de que fuese necesario, del diputado regionalista en el Congreso, José María Mazón, a la investidura de Sánchez que, por su parte, se comprometió a atender desde el Estado reivindicaciones de la Comunidad, como el pago de la deuda pendiente de las obras del Hospital Valdecilla, las conexiones ferroviarias a Madrdid y Bilbao, y dotar de un apartadero al polígono industrial previsto en La Pasiega.

Revilla se ha mostrado seguro de que esta vez el Gobierno central sí va a cumplir lo prometido, tras haber sido "engañado tantas veces". "No dudo que va a cumplir lo que ha firmado", ha manifestado, para expresar a continuación, y ante la ministra de Hacienda en funciones: "¡Por Dios! ¡Cumplidlo! Que en mi etapa final no estoy para bromas".

A este respecto, el regionalista ha instado a los socialistas a que "no me obliguéis a ir por ahí armándola". "Si no cumple, yo con 76 años, no voy a quedar mal", ha advertido al socio. 

Valores del Gobierno e imagen de Cantabria

De todos modos, ha reconocido la importancia de que se forme Gobierno en España y que haya Presupuestos Generales del Estado (PGE), ya que en caso contrario Cantabria deja de recibir la "barbaridad" de 130 millones de euros que se destinan a las personas más necesitadas.

En clave autonómica, el presidente ha valorado el descenso del paro, el crecimiento de la industria -el sector que "tira de la economía" y crea empleo estable y de calidad- y el turismo, que va "muy bien", aunque no se puede estar "a expensas" del tiempo. De esta última actividad, ha resaltado la evolución de pasajeros en el aeropuerto Seve Ballesteros, "una bomba de crecimiento" que cerrará el año con 1,25 millones de viajeros.

Y del Ejecutivo que ha dirigido y dirigirá, Revilla -que ha reconocido tener "muchos defectos", pero también virtudes, como la tenacidad o la vocación política- ha ensalzado que es "previsible", pues entre otras cosas apoya proyectos que generen riqueza y progreso; y "honrado", toda vez que "la imagen de la corrupción" ha "desaparecido" de la Comunidad y de su política.

Estos valores contribuyen a "la imagen que estamos trasladando desde Cantabria" como una región "seria, acogedora y sin veleidades nacionalistas ni separatistas", algo que a su juicio "no tiene precio" y que es "el mayor logro" conseguido desde que gobierna (de 2003 a 2011, y desde 2015, aunque previamente -entre 1995 y 2003- fue vicepresidente con el PP). "Hoy a Cantabria la conoce todo el mundo para bien, como una referencia", ha defendido su presidente antes de finalizar su intervención.

Ceremonia

La ceremonia comenzó con la interpretación del Himno de Cantabria a cargo del Grupo Ensemble Instrumental de Santander, bajo la dirección de Daniel López. Seguidamente, tomó la palabra del presidente de la Cámara, Joaquín Gómez, quien también deseo al nuevo Gobierno "el mayor de los éxitos" y confió en que la nueva legislatura sea un ejemplo de diálogo, consenso y capacidad de acuerdo, porque será beneficioso para Cantabria.

Tras la intervención de la ministra de Hacienda, la secretaria primera de la Mesa, Ana Obregón, leyó el decreto de nombramiento de Revilla, publicado este mismo sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). A continuación, tras jurar el cargo, el presidente se dirigió a los asistentes, tras lo cual el acto concluyó con la interpretación del Himno de España.

Etiquetas
Comentarios