Nacional

El incendio de Tarragona sigue activo y los Bomberos descartan valoraciones optimistas

Este viernes será un día complicado en relación a temperaturas y viento.

El incendio de La Ribera del Ebro (Tarragona) que ha afectado ya, al menos, una superficie de 6.500 hectáreas, sigue activo. El jefe del operativo de los Bomberos de Cataluña, Antoni Ramos, ha dicho que aún es pronto para valoraciones optimistas.

Ha sostenido que ha sido una noche complicada aunque el incendio "ha progresado como esperábamos, y hemos conseguido los objetivos que nos habíamos marcado", ha explicado en una entrevista en TV3, recogida por Europa Press.

Preguntado sobre si el fuego está controlado, ha respondido que "de ninguna de las maneras" y ha añadido que este viernes será un día complicado en relación a temperaturas y viento.

En una atención a los medios desde Vinebre en el centro de mando operativo, donde se ha realizado una sesión informativa durante la tarde, Buch ha explicado que los trabajos para sofocar el primer tramo del flanco derecho, del sector 1 del incendio, van "por el buen camino" y tiene resultados positivos.

En el caso del segundo tramo de este flanco, cercano al municipio de Bovera, donde se ha confinado a la población de manera preventiva, se está trabajando sin que esté controlado tampoco, si bien Buch ha precisado que las llamas "están lejos".

Los Bomberos han trabajado durante la madrugada con unas 80 dotaciones terrestres y a partir de las 7.00 se prevé la incorporación de un helicóptero de comando, uno bombardero y tres aviones de vigilancia y ataque.

Posteriormente se incorporarán tres helicópteros bombarderos más, otro de comando y tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La Unidad Militar de Emergencias ha llegado durante esta madrugada para colaborar en los trabajos de extinción, con 120 efectivos y nueve vehículos del Batallón de Intervención, con base en Zaragoza.

A lo largo de la madrugada los Bomberos han reforzado el ataque en el lado izquierdo con el objetivo de ancorar el incendio a tocar de la carretera C-12 y así centrarse posteriormente en la parte derecha.

A pesar de que la humedad haya aumentado y las temperaturas hayan bajado durante la noche, los Bomberos esperan que durante la jornada de este jueves las temperaturas vuelvan a subir, lo que supondrá una situación de "riesgo extremo", han alertado.

Etiquetas
Comentarios