Nacional

iglesia católica

El incendio de Notre Dame "acelera" la redacción de un protocolo de seguridad en la Iglesia española

Los obispos están en diálogo con las administraciones públicas para ver "la mejor forma" de proteger los Bienes de Patrimonio Eclesiástico. 

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello.
El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello.
Efe

El incendio en la catedral de Notre Dame de París, el pasado 15 de abril, ha "acelerado" la redacción de un protocolo de seguridad en la Iglesia española para proteger las iglesias y catedrales de los posibles "fallos" que pudiesen llegar a provocar una catástrofe.

Así lo ha precisado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, este jueves 27 de junio en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Permanente de la CEE.

Durante la reunión, la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural, presidida por el obispo Juan José Asenjo, ha presentado una propuesta para elaborar un protocolo para la gestión de la seguridad, "principalmente preventiva" de los Bienes de Patrimonio Eclesiástico. Los obispos están en diálogo con las administraciones públicas para ver "la mejor forma de hacerlo".

En este documento estarían incluidas las catedrales y todos los edificios singulares declarados Bienes de Interés Cultural, especialmente los que albergan colecciones artísticas, documentales y bibliográficas. Su principal objetivo será la protección de las personas y del patrimonio frente a cualquier riesgo o incidencia.

El portavoz de los obispos ha explicado que tenían "prevista" la elaboración de un protocolo sobre la seguridad del patrimonio eclesial en España antes del incendio de Notre Dame pero ha reconocido que este incidente "ha acelerado" los trámites.

Argüello ha precisado, en todo caso, que el estado "global" de los templos en España es "bastante bueno, mejor que hace unas décadas" y, en este sentido, ha ensalzado el "esfuerzo grande" que han hecho en los últimos 40 años las administraciones locales independientemente del partido en el gobierno.

"El esfuerzo de muchos ayuntamientos, sea cual sea su color político, que caen en la cuenta de que su templo es uno de los edificios de referencia", ha destacado.

Si bien, aunque el estado general es "bueno", ha puntualizado que "esto no quita que haya que estar dando un repaso al tejado o viendo las instalaciones eléctricas". En el caso de las instalaciones eléctricas, ha subrayado que se ha realizado "un esfuerzo extraordinario por cambiarlas en casi todos los templos, pues provenían de los años 30 y había riesgo de producir incendios".

No obstante, ha reconocido que siempre existe un "riesgo" y, por ello, quieren "revisar el estado de la cuestión, corregir los fallos, las puertas abiertas que pudiera haber y que podrían provocar un incendio". "Asegurar que la seguridad es total en los miles de edificios de la Iglesia sería absurdo", ha matizado.

Etiquetas
Comentarios