Despliega el menú
Nacional

Clotilde, condecorada a sus 107 años: "¿Yo con el rey? ¿Y qué he de decir?"

Esta ama de casa valenciana ha sido la más veterana de los condecorados este miércoles por el rey Felipe VI con la medalla al mérito civil. 

Clotilde Veniel Gómez junto a los Reyes de España.
Clotilde Veniel Gómez junto a los Reyes de España.
Casa Real

Clotilde Veniel, de 107 años y la más veterana de las condecoradas este miércoles por el rey con la medalla del mérito civil, ha agradecido a Felipe VI esa distinción tras recibir con sorpresa el anuncio de que le había sido otorgada.

"¡Ay!, ¿yo? ¿y qué tengo que hacer y decir?¡Y delante del rey!", ha comentado a los periodistas que fueron sus primeros pensamientos tras comunicarle que sería una de los 41 ciudadanos a los que el monarca, coincidiendo con el quinto aniversario de su reinado, impondría esa condecoración.

En buenas condiciones físicas y sólo con cierta pérdida auditiva, Clotilde, junto a su hija, su nieta y su biznieto, ha agradecido la medalla y las atenciones que han tenido con ella en el acto celebrado en el Palacio Real, donde tras recibir su distinción ha sido acompañada hasta su asiento por la princesa Leonor y la infanta Sofía.

"Me han besado y les he dicho que están muy guapas", ha comentado esta ama de casa valenciana antes de desvelar que en la recepción posterior a la ceremonia los reyes le han pedido que les explicara cómo ha llegado a su edad.

Clotilde Vienel saluda a la princesa Leonor.
Clotilde Vienel saluda a la princesa Leonor.
Efe

Su respuesta: "Con mucha tranquilidad y trabajando mucho". "¡No saben lo que han trabajado estas manos!", ha dicho a los periodistas antes de comentarles que estuvo en la vendimia fuera de España y que estuvo sirviendo en Barcelona, donde conoció a la infanta Pilar, tía del rey.

Su consejo a quien la escuche es que haga todo el bien que puedan y, si es posible hacer un favor, se haga y no se dé la espalda, como ella asegura que ha hecho mucho tiempo colaborando con Cáritas.

Y otro mensaje para las amas de casa. Aunque cree que "ahora se han espabilado", deben continuar por ese camino y que el hombre y la mujer se ayuden en casa.

Si Clotilde se ha despedido de los informadores lanzándoles un beso, con agradecimientos por la distinción han comenzado sus declaraciones otros premiados. Así lo ha hecho también Sor Mónica de Juan, hija de la caridad de San Vicente de Paul y misionera madrileña en Haití que ha considerado que los condecorados representan a la gente sencilla que hace cosas normales con unos valores de los que a veces adolece la sociedad.

En ella cree que puede verse reflejada mucha gente que hace lo mismo que ella día a día.

Además, ha hecho una llamada a no olvidarse del privilegio de tener tantas cosas cuando hay mucha gente que no tiene esa suerte.

Eugenio Baisón, sevillano de 71 años y que ha donado sangre 161 veces, ha presumido de salud dando cuenta de que ha tenido recientemente un hijo y ha animado a donar sangre por la felicidad que supone saber que se da vida a otras personas.

"Es lo más maravilloso", ha añadido al tiempo que ha comentado también la importancia de ser donante de órganos y contar para ello con una sociedad concienciada y humana.

El búlgaro Jivko Vassilev, ingeniero electrónico que llegó a España en 1997 y que ha accedido por oposición a la empresa Canal de Isabel II de Madrid, ha destacado el carácter solidario de los españoles.

Algo que afirma haber vivido en primera persona durante la etapa difícil que atravesó al llegar al país.

El abulense Javier González, que en 2013 quedó invidente y que ayuda a personas con discapacidad, ha manifestado a los periodistas, acompañado de su perro guía, que todo el mundo puede aportar algo por los demás y que muchos condecorados como él se limitan a hacer cosas normales en el día a día.

El funcionario Miquel Galmés y el herrero Miquel Montoro auxiliaron a una familia holandesa que quedó atrapada en el interior de un vehículo en las inundaciones de octubre del año pasado en la localidad mallorquina de San Llorenç.

Ambos han considerado un honor recibir la distinción de manos del rey, quien se ha interesado por la situación actual del municipio.

"No somos héroes. Hicimos lo que hizo mucha gente", han señalado al unísono al tiempo que han asegurado seguir en contacto con la familia holandesa a la que ayudaron y que tienen intención de acudir a las próximas fiestas de San Lorenzo.

La oncóloga alicantina Aurelia Bustos ha instado a toda la ciudadanía a luchar cada uno en sus respectivas profesiones por lo que creen, mientras que la investigadora madrileña Nerea Mingueza ha animado a los españoles que tengan proyectos a que intenten emprenderlos.

Etiquetas
Comentarios