Nacional

Tercer Milenio

Barcelona acogerá el superordenador MareNostrum 5, de financiación europea

El futuro ordenador del Centro Nacional de Computación que dirige el aragonés Mateo Valeropodrá ejecutar 200.000 billones de operaciones por segundo y costará unos 200 millones de euros.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque (i) conversa con Mateo Valero, director del Barcelona Supercomputing Center, ante el supercomputador MareNostrum 4, el quinto mas potente de Europa, durante su visita al Centro en 2018 .
EFE/ Enric Fontcuberta.

El Barcelona Supercomputing Centro-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), que dirige el aragonés Mateo Valero, ha sido elegido para albergar uno de los próximos grandes superordenadores de Europa, según ha anunciado este viernes la Comisión Europea. Se trata de un gran computador pre-exaescala que contará con financiación europea dentro de la iniciativa EuroHCP.

El futuro ordenador del BSC-CNS, llamado MareNostrum 5, podrá ejecutar 200.000 billones de operaciones por segundo. Esto supone una potencia máxima de 200 petaflops, que es 17 veces superior a la de su superordenador actual, el MareNostrum 4, y 10.000 veces mayor que el primer supercomputador que inició la saga en 2004, el MareNostrum 1.

Europa podría invertir en el nuevo superordenador cerca de 100 millones de euros, su inversión más alta en una infraestructura de investigación en España. El resto de la inversión correrá a cargo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, la Generalitat de Cataluña y los estados que apoyaron la candidatura: Portugal, Turquía y Croacia, con aportaciones que aún están por definir.

Sus dimensiones serán también muy superiores, por lo que el nuevo superordenador estará repartido físicamente entre la capilla de Torre Girona, sede del actual MareNostrum, y las plantas inferiores del nuevo edificio corporativo del BSC, a pocos metros de la capilla.

"Siempre hemos pensado que Europa debía trabajar unida en un área tecnológica en la que competimos con países tan potentes como Estados Unidos, China y Japón, y estamos muy satisfechos de poder decir ahora que Barcelona tendrá uno de los primeros superordenadores incluidos en la nueva hoja de ruta europea", ha celebrado el director del BSC, Mateo Valero.

La iniciativa EuroHPC de la UE se puso en marcha para avanzar en el desarrollo de la supercomputación con el objetivo de que el bloque comunitario mantenga una posición destacada en la carrera internacional en este ámbito.

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha manifestado su "inmensa alegría" por el hecho de que el Ejecutivo comunitario haya seleccionado la candidatura de Barcelona y ha subrayado que el MareNostrum 5 "permitirá a España liderar el futuro mapa de la supercomputación en Europa".

En un comunicado, Duque ha valorado además que la supercomputación "ha sido y es un área estratégica para España", al tiempo que ha destacado que el Centro Nacional de Supercomputación "es un referente mundial en ciencia e innovación", puesto que cuenta con 600 trabajadores "altamente cualificados" y un departamento de investigación "de primer nivel internacional".

En el marco de la iniciativa EuroHPC se adquirirán ahora ocho superordenadores: 3 computadoras pre-exaescala, como la de Barcelona y cinco equipos peta-escala, que cuentan con una potencia de al menos 4 petaflops.

Este proyecto se puso en marcha para avanzar en el desarrollo de la supercomputación con el objetivo de que el bloque comunitario mantenga una posición destacada en la carrera internacional en este ámbito.

Así, 19 de los 28 países que participan en esta iniciativa formarán parte del consorcio que gestionará los centros seleccionados. Cuenta con un presupuesto de 840 millones y la financiación exacta para cada uno de los nuevos superordenadores quedará reflejada en los acuerdos que serán firmados pronto con cada uno de los centros.

La Comisión Europea ha remarcado que, en la actualidad, la computación de alto rendimiento es "crucial" para generar crecimiento económico y puestos de trabajo en una multitud de campos. Por ejemplo, puede predecir el tamaño de tormentas e inundaciones y permitir, en consecuencia, mejores sistemas de alerta temprana para catástrofes naturales.

También juega un papel importante en el desarrollo de nuevas medicinas al ser capaces de resolver ecuaciones complejas extremas que modelan los procesos moleculares y las interacciones de un nuevo medicamento con tejidos humanos. Los sectores automovilístico y de la aviación también utilizan estos superordenadores para generar simulaciones complejas y probar componentes de aviones y coches.

Etiquetas
Comentarios