Despliega el menú
Nacional

Vox rompe con una de sus concejalas por fotografiarse en un balcón con la bandera LGTBI

El partido de Santiago Abascal pierde a su número dos en Torremolinos, Lucía Cuín, después de que esta participase en uno de los actos centrales del Orgullo en la localidad.

Una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTB.
Una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTBI.

La presencia de una concejala de Vox en los actos centrales del Orgullo LGTBI de Torremolinos (Málaga), celebrados la semana pasada, ha desatado una tormenta política en el seno del partido que preside Santiago Abascal. La recién electa edil Lucía Cuín -que se fotografió en un balcón del que colgaba la bandera multicolor- asistió a la convocatoria, como el resto de grupos políticos, para mostrar su apoyo "a la cultura, las tradiciones y un colectivo tan importante", según publica SUR. Una decisión que ha causado disgusto en el sector más reaccionario de la formación verde, que no entiende que no se acaten las directrices centrales, sobre todo en un asunto considerado crucial dentro de sus políticas estratégicas.

Cuín ya ha presentado dimisión de Vox, se ha dado de baja en las redes sociales y, previsiblemente, ejercerá en el pleno municipal como independiente en el grupo mixto mientras se configura el nuevo gobierno de Torremolinos. Este movimiento deja a la formación de Abascal con solo un concejal en la localidad malagueña y, además, complica la investidura de la candidata del Partido Popular, Margarita del Cid, que ganó las elecciones con 9 escaños y necesita de Ciudadanos (2) y otros dos votos para llegar a la mayoría -que se sitúa en 13 asientos-.

En un entramado tan local como es la política de los municipios, esta investidura necesita de una carambola a más de tres bandas. Por un lado, Cuín mantiene una buena sintonía con el PSOE de Torremolinos, que se sitúa como segunda fuerza política con 8 escaños. Tampoco parece que Ciudadanos vaya a levantar su cordón sanitario a Vox, sobre todo después de que la escisión se haya producido a cuenta de un asunto que divide a los naranjas y a los de Abascal como es el apoyo al colectivo LGTBI. De momento su cabeza de lista, Nicolás de Miguel, reitera que "todas las opciones están abiertas".

Por último, en Torremolinos también juega el partido una formación independiente, Por Mi Pueblo, que cuenta con un escaño y podría decantar la balanza a cualquiera de las dos opciones. Los ciudadanos de la localidad malagueña saldrán de dudas el próximo 15 de junio, fecha en la que se constituirá el ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios