Nacional

Manuela Carmena intentará la investidura en Madrid

Ante el desacuerdo de las derechas, recuerda que su lista fue la más votada y si ningún candidato logra la mayoría sería de nuevo alcaldesa.

Los partidos valoran los resultados de las elecciones autonómicas y municipales en España
Manuela Carmena tras conocer los resultados
Agencias

Las negociaciones para el Ayuntamiento de Madrid apenas han echado a andar pero ya amenazan con ser un embrollo monumental. Manuela Carmena, que había dicho que se iba a casa al no ganar las elecciones, anunció que se presentará a la investidura porque su candidatura, Más Madrid, fue la más votada. La alcaldesa dio el paso en vista del desacuerdo que reina entre PP, Ciudadanos y Vox, y que puede culminar sin un candidato que reúna la mayoría. En ese caso, el camino para Carmena estaría expedito.

La batalla municipal con más calado se libra en el Ayuntamiento madrileño por el valor político que todas las fuerzas asignan al consistorio capitalino. La pugna puede tener un desenlace inesperado porque el acuerdo que parecía natural, el de populares, liberales y la extrema derecha, ha tropezado a las primeras de cambio con las posturas enfrentadas de Ciudadanos y Vox. Un escenario que ha animado a Carmena a cambiar de opinión e intentar una investidura que había descartado la noche electoral. "No vamos a poder gobernar. No voy a seguir siendo alcaldesa", escribió en Twitter poco después de conocerse los resultados.

Lo va a intentar no tanto por las posibilidades de forjar una mayoría que le permita seguir en el gobierno municipal sino porque al ser la suya la lista más votada volvería a ser alcaldesa si ningún candidato logra suficiente. "Más Madrid es la candidatura victoriosa", recordó hoy Carmena, que obtuvo 19 concejales por 15 del PP, 11 de Ciudadanos, ocho del PSOE y cuatro de Vox.

La recuperación del Ayuntamiento de Madrid era para Pablo Casado uno de los objetivos principales de las elecciones del domingo. Lo tiene al alcance de la mano con un candidato, José Luis Martínez-Almeida, casi desconocido y que obtuvo el peor resultado de los populares en la capital con seis concejales menos que hace cuatro años y un retroceso de diez puntos en la votación. Pero los buenos resultados de Ciudadanos y Vox paliaron el desastre del PP.

Cabeza de turco

Pero ponerse de acuerdo no va a ser fácil. El partido naranja ha recibido la oferta del PSOE de hacer alcaldesa a su candidata, Begoña Villacís. El problema es que los socialistas no pueden asegurar los votos de Más Madrid, si bien en el entorno de la alcaldesa se empieza a ver esa solución como un recurso de último minuto. Ciudadanos se deja querer porque no quiere sentarse a negociar con Vox, pero los de Santiago Abascal advirtieron de que hay conversaciones entre iguales o «no habrá ayuntamientos alternativos a la izquierda».

Almeida, además, puede convertirse en la cabeza de turco de un intercambio por las alturas para que Ciudadanos gobierne el Ayuntamiento y la popular, y también casi desconocida, Isabel Díaz Ayuso presida el Gobierno autonómico, que también está en peligro para el PP si no llegan a un pacto las tres fuerzas conservadoras. En ese caso, las opciones del socialista Ángel Gabilondo ganarían enteros.

Pero no son solo las desavenencias entre los naranjas y la extrema derecha, la relación cada vez más agria entre PP y Ciudadanos tampoco ayuda. Los populares han recibido como una puñalada que los liberales hayan entreabierto la puerta al acuerdo con los socialistas, y se temen un arreglo a sus espaldas para que Villacís sea la alcaldesa y Gabilondo, el presidente de la Comunidad de Madrid. Un acuerdo improbable, pero que el PP no descarta, sobre todo después de ver que en Barcelona los liberales apuestan por el socialista Jaume Collboni.

Etiquetas
Comentarios