Despliega el menú
Nacional

El estreno del nuevo Congreso

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 22/05/2019 A LAS 02:00
Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados.
Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados.
Javier Lizón / Efe

La sesión constitutiva del Congreso no transcurrió ayer por los cauces de orden y respeto que la mayoría de los españoles esperan de la representación de la soberanía nacional. A las buenas intenciones de Batet, en su estreno como presidenta de la Cámara, les faltó la concreción práctica de poner límites a provocaciones como las inaceptables alusiones a ‘presos políticos’ que profirieron los diputados independentistas. No es este el tono que debe tener la legislatura.

 

El acatamiento de la Constitución volvió a ser ocasión para que muchos diputados, especialmente de los partidos nacionalistas y de Podemos, pero también de Vox, añadiesen coletillas que solo siembran confusión sobre la sinceridad de su promesa. Este acto podría ser regulado de forma más precisa sin menoscabo de ningún derecho, y así debería hacerse. Pero ayer lo más grave fue que los independentistas aprovechasen para introducir una inaceptable referencia a su supuesta condición de ‘presos políticos’. Ante esa provocación, la nueva presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, debería haber reaccionado con rapidez y contundencia, y no lo hizo.

El saludo entre diputados de posiciones políticas divergentes, incluyendo el acercamiento de Junqueras a Sánchez, podría ser entendido como un signo de normalidad, siempre que se asuma que todo diálogo debe realizarse, precisamente, en el marco del acatamiento a la Constitución. Se cumplieron las previsiones en cuanto a la composición de la Mesa, en la que el PSOE y Podemos dispondrán de mayoría. Y queda por conocer la decisión, que no debería retrasarse más, respecto a los diputados independentistas que están en prisión preventiva y que cabe esperar que sean suspendidos hasta que se produzca la sentencia. Comienza en fin una legislatura que, si ha de ser provechosa para el país, tendrá que discurrir por cauces de mayor sensatez que los que ayer guiaron su primera sesión.

Etiquetas