Nacional

El terrorista Josu Ternera decía ser un escritor venezolano, Bruno Martí

El etarra fugado llevaba viviendo al menos seis meses en un refugio en Los Alpes donde aseguraba que se dedicaba a la escritura y se desplazaba a pie.

El etarra fugado llevaba viviendo al menos seis meses en un refugio en Los Alpes donde aseguraba que se dedicaba a la escritura y se desplazaba a pie.

El terrorista José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, 'Josu Ternera', decía ser un escritor venezolano, Bruno Martí, que se había desplazado hasta el corazón de los Alpes para dedicarse a su oficio. El veterano dirigente de ETA que fue detenido este jueves en el aparcamiento de un hospital de los Alpes franceses tras 17 años de fuga, se refugió durante al menos los últimos seis meses en una cabaña para, decía, dedicarse en cuerpo y alma a la escritura. 

Según ha informado 'El Correo', Ternera escogió su escondite en el Plateau de la Croix, al pie de una estación de esquí y a unos tres kilómetros de Saint Nicolas de Véroce. Vivía solo, hacía bastante deporte y siempre se desplazaba andando, jamás en coche, dicen los testimonios recogidos por el citado diario en la pedanía de Saint Nicolas de Veroce, perteneciente a la localidad de Saint Gervais des Bains. En el momento de su detención tenía 4.000 euros encima. 

Fuentes de la lucha antiterrorista han indicado que en el momento de su detención cerca del hospital de Sallanches, donde iba a una cita médica, Ternera tenía 4.000 euros encima. Sin embargo, se desconoce cuál es la fuente económica de la que el terrorista obtenía los recursos para mantenerse y para tener este dinero en metálico.   

En el momento del arresto en la operación 'Infancia robada', en recuerdo de los niños asesinados por ETA en la casa cuartel de Zaragoza, lucía una gorra y ropa deportiva, y también portaba una mochila y llevaba gafas. Estaba acompañado por un varón que fue interrogado y quedó en libertad.

En la meseta de La Croix, a más de un kilómetro del remonte que en invierno trae hasta este espacio a esquiadores y alpinistas, se encuentra la vieja cabaña en la que el histórico dirigente de ETA se escondía, exponiéndose raramente a los pocos habitantes de esta estación.

El público afluye principalmente en el invierno para esquiar y en menor medida en verano para aprovechar su frescura y aire puro, comentaron a Efe trabajadores del remonte.

"En la temporada baja aquí no hay nadie", afirma uno de los empleados del remonte de Saint Gervais les Bains, apuntando a algunos de los chalets ubicados en los alrededores.

El centro poblado más cercano, con unos 250 residentes permanentes, es Saint Nicolas de Veroce, donde varios vecinos aseguran una y otra vez que no conocían al personaje cuya foto ha circulado y que corresponde a momentos antes de su detención.

En busca de otros terroristas prófugos 

Fuentes de la lucha antiterrorista destacan que Josu Ternera era uno de los objetivos prioritarios, pero que ya se trabaja en detener a otros terroristas prófugos de la Justicia en tres líneas de investigación prioritarias, una vez derrotada ETA: los etarras con condenas pendientes, las acciones criminales sin esclarecer y mantener la "alerta ante la disidencia" de la banda terrorista.

Según informa Europa Press, estas fuentes subrayan que los agentes del Servicio de Información vivieron con euforia la detención de 'Josu Ternera', ya que lo habían tomado como un desafío debido a los años que llevaban siguiéndole la pista al líder simbólico que le quedaba a ETA, sobre todo después de que tanto él como Soledad Iparraguirre, 'Anboto', pusieran voz al comunicado de la disolución de la banda terrorista el 3 de mayo de 2018.

Ahora los Servicios de Información están alerta porque no descartan que los entre 50 y 80 etarras aún prófugos de la Justicia puedan tomar medidas de seguridad para evitar su detención.

 

 

Etiquetas
Comentarios