Despliega el menú
Nacional

Terrorismo

Ternera fue detenido en el hospital en el que recibía tratamiento desde hace tiempo

Pidió acudir a la cita que tenía con el médico en la brigada de la Gendarmería donde fue trasladado tras su arresto y a continuación se le condujo a un hospital, donde recibe tratamiento para el cáncer que padece.

Basque separatist group's ETA kingpin Josu Ternera is escourted out of the Palais de Justice in Bonneville, France May 16, 2019. REUTERS/Denis Balibouse [[[REUTERS VOCENTO]]] SPAIN-ETA/FRANCE

La Guardia Civil, en colaboración con el Servicio de Inteligencia Interior de Francia, ha detenido este jueves en Sallanches, en los Alpes franceses, al histórico dirigente de la banda terrorista ETA José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, huido desde hace 17 años.

Su detención, en la que ha sido clave la pista de un colaborador que han seguido los investigadores, se ha producido a primera hora de la mañana en el aparcamiento del hospital de Sallanches, donde iba a una cita médica.

Después ha sido conducido a Bonneville para prestar declaración ante el juez, que ha decretado su ingreso en prisión. En un máximo de cuatro días será trasladado a París.

Josu Ternera, de 69 años, era el militante de ETA más buscado y se encontraba huido de la justicia pendiente de cumplir una condena de ocho años en Francia por pertenencia a banda terrorista. Sobré él pesaba una orden de detención dictada por Interpol.

Urrutikoetxea (Miraballes, Bizkaiza, 1950) no vivía en Sallanches, sino en Saint Nicolas de Véroce, un pequeño pueblo que pertenece al municipio de Saint-Gervais-les-Bains, zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno que se encuentra a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia.

La detención ha tenido lugar en el marco de la operación 'Infancia robada', en memoria de los niños asesinados en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza -que también costó la vida a otras cinco personas-, por el que se le busca desde noviembre de 2002.

El Tribunal Supremo citó a declarar a Ternera por ordenar ese atentado en la capital aragonesa y entonces huyó. En ese momento era diputado de Euskal Herritarrok en el Parlamento vasco, donde llegó a ser miembro de la comisión de Derechos Humanos.

Desde la clandestinidad, participó en 2006 en las conversaciones llevadas a cabo con ETA por el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, mientras se libraba una guerra interna en la banda en la que se impuso el sector más duro de Francisco Javier López Peña, 'Thierry', y Mikel Garikoitz Aspiazu Urbina, 'Txeroki'.

Josu Ternera "reapareció" con el anuncio del cese definitivo de la lucha armada en 2001. Siete años más tarde, el 3 de mayo de 2018, fue quien leyó el último comunicado de ETA, en el que declaraba la disolución de la banda.

Según han informado fuentes judiciales francesas, Urrutikoetxea entrará en una prisión gala para cumplir la pena de ocho años que le fue impuesta el 1 de junio de 2017.

La Audiencia Nacional pedirá su entrega para que sea juzgado en España por las cuatro causas que tiene pendientes, una por el atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, y otra dirigida contra él y otros cuatro exdirigentes de ETA por crímenes de lesa humanidad.

También será reclamado por el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta Guinea en 1980 y por la financiación de ETA a través de las herriko tabernas.

Fuentes penitenciarias han señalado que Josu Ternera solo ha estado preso como preventivo entre el 5 de mayo de 1996 y el 14 de enero de 2000, periodo en el que entró en la cárcel de Meco (Madrid) y salió de la de Nanclares de Oca (Álava).

En una comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la actuación de la Guardia Civil y ha apuntado a que entre las posibilidades que se abren ahora está la entrega temporal para que sea juzgado en la Audiencia Nacional, pese a que tiene pendiente una condena en Francia.

Marlaska ha confirmado que Ternera ha sido arrestado cuando caminaba por un aparcamiento de Sallanches y que iba acompañado por un varón. Sobre el estado de salud de Urrutikoetxea ha pedido cautela, aunque ha añadido: "Ha sido detenido en la calle, caminando y en un aparcamiento. Podemos inferir que su salud es razonable".

Josu Ternera era uno de los objetivos prioritarios de las fuerzas de seguridad. Su último rastro se diluye en julio de 2013. Ese año escapó de un operativo policial en torno a un piso alquilado en Durban-sur-Arize, en el sur de Francia y muy cerca de Andorra y de la frontera española, donde visitaba a su mujer y su hijo recién nacido.

Con Josu Ternera cae el último líder simbólico que le quedaba a ETA una vez derrotada. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de una organización en la que ejerció prácticamente todas las funciones, incluido la de negociador en los fallidos procesos de diálogo con el Gobierno.

La delegada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Aragón, Lucía Ruiz, ha mostrado este jueves su "alegría" por la detención, una "buenísima noticia" para quienes como ella sufrieron en primera persona el atentado en Zaragoza en 1987.

Tenía 11 años y vivía en la Casa Cuartel con sus padres y su hermana cuando se produjo el atentando, el 11 de diciembre, que ETA, que entonces dirigía Josu Ternera, perpetró con un coche bomba cargado con 250 kilos de amonal. Ese atentado causó 11 fallecidos, 5 de ellos niños, y 88 heridos, entre ellos, Lucía Ruiz y su familia.

Ruiz ha admitido que al conocer la noticia, por su marido, casi no la podía creer al haber pasado 17 años de la fuga de Josu Ternera y ha felicitado por la detención, que hace sentir alegría por "partida doble" al ser víctima de la Casa Cuartel, tanto a la Guardia Civil como al Servicio de Inteligencia de la Policía francesa.

"Hoy se cumple eso de que nunca es tarde si la dicha es buena", ya que aunque llegue tarde, llega porque las fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado "nunca han cejado en el empeño", ha reconocido.

Ahora, ha dicho, las víctimas esperan que la extradición se produzca cuando antes y, sobre todo, justicia.

Aunque ETA ya no cometa atentados, ha apuntado Ruiz, para las víctimas del terrorismo "es otro pasito más para que poco a poco la justicia siga su curso".

Así, ha resaltado que aunque esta jornada esté siendo "emocional" porque "se abren heridas", la detención es "un paso más para que luego se puedan ir cerrando si la justicia sigue su curso". "Yo creo que eso reconforta también a las víctimas del terrorismo", ha concluido. 

Lambán muestra una "inmensa satisfacción" 

Por su parte, el presidente aragonés, Javier Lambán, ha mostrado una "inmensa satisfacción" por la detención del dirigente etarra y ha señalado que este "individuo" debe estar en la cárcel, "y a la cárcel va a ir".

Cualquier demócrata, ha precisado, se tiene que sentir satisfecho por esta noticia, pero "cuando estamos hablando de la detención de una asesino, esa satisfacción es inmensa".

Y ha añadido que este "individuo" debe estar en la cárcel, "y a la cárcel va a ir", en declaraciones a los medios de comunicación en un acto de campaña del PSOE en Zaragoza, donde ha estado acompañado de la ministra de Industria, Comercio y Turismo Reyes Maroto.

Etiquetas
Comentarios