Nacional

Iceta apuesta por un "Gobierno a la portuguesa", con apoyos externos de Podemos y otros como el PNV

Cree que el resultado supone un "aval al diálogo" con Cataluña pero hay que esperar a la sentencia del Supremo y a elecciones catalanas.

La ejecutiva del PSC, presidida por Meritxell Batet y Miquel Iceta.
La ejecutiva del PSC, presidida por Meritxell Batet y Miquel Iceta.
Efe

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha apostado este martes por un Gobierno socialista "con apoyos externos", que cuente con los votos de Podemos y otras formaciones, entre las que ha citado al PNV.

En una entrevista en Rac1 recogida por Europa Press, ha llamado a "un gobierno a la portuguesa", ha señalado que no ve las condiciones para formar un gobierno de coalición y ha defendido un pacto que pueda dar estabilidad a un Ejecutivo que cuente puntualmente con diferentes mayorías.

Sin embargo, ha augurado que hasta que no pasen las elecciones municipales y europeas no habrá pactos, ya que aunque los socialistas han expresado sus preferencias para formar gobierno, "esa es solo una parte de la película".

Preguntado por si se plantea ser ministro en un nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez, Iceta lo ha descartado: "Tengo aquí un trabajo y unas obligaciones que pasan por delante".

DIÁLOGO

Iceta ha considerado que el resultado de las elecciones generales suponen un "aval al diálogo" con Cataluña, ya que los partidos más dispuestos a dialogar son los que han obtenido un mejor resultado, ha indicado.

Aun así, ha reclamado "escoger muy bien el momento" para retomar el diálogo, y ha dicho que meses atrás se esperaba de las negociaciones entre Gobierno y Generalitat más cosas de las que eran razonables en ese momento.

"Aun no estamos en el momento en el que realmente se pueda establecer un diálogo resolutivo" y no llegará hasta que se conozca la sentencia del juicio al proceso soberanista y haya elecciones al Parlament que designen a unos interlocutores que se sepa realmente a quien tienen detrás, en sus palabras.

Sobre si estaría dispuesto a ir a Waterloo para reunirse con el expresidente catalán Carles Puigdemont, ha dicho que no, alegando que no ve posible ser un interlocutor político "cuando uno no tiene libertad de movimientos o está muy afuera", ha dicho también en referencia al líder de ERC, Oriol Junqueras, que está en prisión.

Etiquetas
Comentarios