Nacional

elecciones generales 2019

Bildu dobla representación en la amplia victoria del PNV

El número tres del PP y director de campaña de Casado, Javier Maroto, se queda fuera del Congreso.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ayer, en Bilbao
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ayer, en Bilbao
LUIS TEJIDO/EFE

El PNV ganó de calle las elecciones en el País Vasco, donde la noticia fue la espectacular subida de EH Bildu, que dobló sus resultados, y el descalabro del PP, que no logró ningún escaño, ni siquiera por Álava, uno de sus bastiones tradicionales, donde se quedó fuera el número tres de Pablo Casado, el vicesecretario de organización y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto.

El escaño de Maroto se lo llevó precisamente el representante de EH Bildu, Iñaki Ruiz de Pinedo, un profesor de Sociología que fue portavoz de HB en el Parlamento vasco hace 25 años y que llevaba casi veinte retirado de la primera línea política. Este hecho tuvo que ser especialmente doloroso para el dirigente popular después de que hace unos días, en un debate organizado por ‘El Correo’, Maroto se refiriera al partido que representa Ruiz de Pinedo como "escoria" y le llamara a la cara "miserable y cobarde" por el apoyo de la izquierda abertzale a los que durante 40 años "han arruinado con sus acciones el País Vasco".

257.000 votos para Bildu

Bildu, que partía con dos escaños en el Congreso, consiguió cuatro diputados, y unos setenta mil votos más que en las últimas elecciones generales de 2016: de 185.000 pasó a 257.000. Durante unas horas parecía además que lograría en Navarra un diputado -donde antes no tenía representación-, con lo que podría haber formado grupo propio en la Cámara baja.

El PP y Elkarrekin Podemos -la marca vasca del partido de Pablo Iglesias- fueron los grandes perjudicados por el avance de Bildu, que arrebató a los morados su escaño por Guipúzcoa, además del ya citado asiento del PP por Álava, lo que fue aprovechado por Arnaldo Otegi, que en sus primeras declaraciones anoche gritó "Adiós Maroto, adiós Pablo Casado" ante los aplausos de varios de sus seguidores.

Incontestable victoria

Por lo demás, el PNV fue la fuerza política más votada en el País Vasco con casi 394.000 sufragios, algo más del 30% de los votos, y seis escaños, uno más que los logrados en las generales de 2016. Ese incuestionable avance de los peneuvistas se ha traducido en 106.000 mil votos más que hace tres años.

Los ‘jeltzales’ -como se conoce a los miembros del PNV- se habían fijado como objetivo mantener grupo propio en el Congreso -se consigue con cinco escaños y un 15% del voto en cada una de las circunscripciones donde se presenta-, con lo que alcanzaron esa meta con creces. Esos seis diputados de la formación que preside Andoni Ortuzar valen su peso en oro y pueden representar lo más parecido a un cheque en blanco en caso de que Pedro Sánchez necesite los apoyos del PNV para conseguir reunir una mayoría que le permita mantenerse en La Moncloa.

El PNV ganó cómodamente en las tres provincias vascas, si bien es en Vizcaya, su tradicional granero de votos, donde su avance fue más notable, obteniendo por esta circunscripción el sexto diputado a costa del PP, que se quedó sin representación.

Decisivos a nivel nacional

Así las cosas, los peneuvistas volverán a ser decisivos en la política nacional gracias a un histórico triunfo en el que sacaron más de 140.000 votos al PSOE, segunda fuerza política en Euskadi, lo que en Sabin Etxea, cuartel general del PNV, es saludado como un anticipo de lo que ocurrirá en las próximas elecciones municipales y forales del 26 de mayo, donde los nacionalistas suelen salir aún mejor parados que en una cita como la de ayer.

En su comparecencia sobre las 23.00, Ortuzar destacó, precisamente, la victoria de su partido en Álava, donde nunca lo habían hecho en unos comicios generales. "Estos resultados son una buena noticia para Euskadi y con ellos vamos a poder seguir defendiendo los intereses de Euskadi con más fuerza que nunca. Euskadi es nacionalista y ha votado nacionalista", enfatizó el líder ‘jeltzale’, que se congratuló de que "el voto de la derecha haya sido nulo", algo que se lo toma "como una victoria".

Ortuzar ofreció diálogo "para llegar a consensos", pero dejó claro que sus diputados en Madrid "estarán al servicio del autogobierno". Añadió que irá a las Cortes con la "mano tendida" al diálogo y a las "soluciones políticas" que asuman la realidad plurinacional de España.

Etiquetas
Comentarios