Despliega el menú
Nacional

Una inusual campaña electoral

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 26/04/2019 A LAS 02:00
Preparativos del material necesario para la jornada electoral del domingo.
Preparativos del material necesario para la jornada electoral del domingo.
Jesús Diges / Efe

Ninguno de los principales partidos que concurren a las elecciones del domingo ha organizado grandes mítines en Aragón. Los candidatos a la presidencia del gobierno visitaron la Comunidad en las semanas previas, pero han pasado de largo durante la campaña electoral propiamente dicha, que ha resultado atípica en no pocos aspectos, empezando por haber transcurrido en buena parte dentro del periodo de vacaciones y celebraciones de la Semana Santa.

Hoy concluye una campaña electoral que se ha desarrollado en circunstancias poco habituales. La coincidencia con la Semana Santa y su periodo vacacional ha puesto sordina en algunos momentos a los actos políticos y lo inesperado de la convocatoria electoral ha sometido a prueba la maquinaria de los partidos, que han tenido que organizarse con premura. Además, la inmediata celebración de los comicios autonómicos, municipales y europeos, cuya campaña comenzará apenas once días después de las elecciones generales de este domingo, creaba también una situación inédita. En Aragón, los números uno de los partidos prefirieron pagar visita antes de la campaña, quizás para dejarse libre la agenda de estas dos semanas y poder acudir a comunidades más rentables en términos de votos. Tampoco ha habido grandes mítines ni excesivos despliegues de cartelería, que hoy seguramente tienen muy poco atractivo para la gran mayoría de los ciudadanos. Han funcionado, en cambio, las redes sociales, cuyos efectos habrá que evaluar, y esos dos debates televisados consecutivos que también resultan atípicos. La avalancha de estos últimos días para emitir el voto por correo indican, por otra parte, que algunos problemas de organización se han complicado con los retrasos debidos a los días festivos. No es fácil saber en qué medida la campaña habrá motivado a muchos electores a acudir a las urnas, pero una alta participación sería un bienvenido signo de salud democrática.

Etiquetas