Nacional

elecciones generales

Cierre de campaña, hora de reflexión

El líder del PSOE espera que Rivera tenga una posición "mucho más constructiva" sobre "lo que necesita el país" y la "aportación" que Cs puede hacer a la gobernabilidad.

Preparación del vestíbulo del Ayuntamiento de Zaragoza, que contará con 14 mesas electorales.
Preparación del vestíbulo del Ayuntamiento de Zaragoza, que contará con 14 mesas electorales.
José Miguel Marco

La campaña electoral llega a su fin con todos los candidatos apurando su última llamada al voto, que en el caso de Pedro Sánchez y Pablo Casado tiene un claro objetivo: Acabar fuertes el domingo, como líderes incontestables de sus respectivos bloques, para buscar aliados que les lleven a La Moncloa.

Porque a dos días de las elecciones la incertidumbre sobre el resultado sigue siendo muy alta, y es imposible predecir si habrá una suma a derecha o izquierda que haga posible una investidura.

Los mensajes de los candidatos han alcanzado por eso en estas últimas horas un alto nivel de dramatismo.

En Toledo, el presidente del Gobierno se ha dirigido a los indecisos que duden entre votar al PSOE, Podemos o Ciudadanos, para que apuesten por los socialistas porque enfrente, en el "bloque de la involución", los votantes no tienen dudas, ha advertido.

Pero por otro lado, ha dicho que "la cosa pinta bien" y ha tirado de su lema de fin de campaña, "Estamos muy cerca", para pedir a sus votantes que no se queden en casa.

Esta tarde en Madrid, antes de viajar al cierre en Valencia, Sánchez ha insistido en que quiere "un Gobierno del PSOE con independientes de prestigio y progresistas".

Y aunque no esconde su entendimiento con Podemos, esta mañana ha querido lanzar, en el último día de campaña, un mensaje a Albert Rivera: Espera que a partir del domingo tenga una posición "mucho más constructiva" sobre "lo que necesita el país" y la "aportación" que Cs puede hacer a la gobernabilidad.

Pablo Casado también ha tenido una de cal y otra de arena en esta jornada, pero en su caso al referirse a Vox, el partido que puede entrar con mucha fuerza en el Congresos a costa de llevarse sobre todo votos de los 'populares'.

Por la mañana, en Esradio, ha abierto la puerta a que Vox pueda entrar en su Gobierno: "Si al final Vox y Ciudadanos tengan diez escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura", ha dicho.

Después, en el mitin de Valencia, ha avisado de que votar a Vox o a Cs supone hacerle un "un favor" a Sánchez y a sus "socios" de Podemos y nacionalistas. "No nos pisemos la manguera", ha dicho.

"Simpatizantes de Ciudadanos y de Vox, con todos mis respetos, si no les importa que pueda seguir gobernando Sánchez, sigan votando a Vox y a Ciudadanos", ha señalado Casado, quien incluso ha tirado de ironía para animar a votar "directamente" al presidente del Gobierno y ahorrarse así "los intermediarios".

A Albert Rivera no le ha gustado nada que Casado haya sugerido ya, antes de las elecciones, la posibilidad de que Vox entre en el Gobierno.

Es "una falta de respeto repartirse los ministerios" cuando "a lo mejor" algún partido "se desinfla y no ganamos", ha dicho en declaraciones en Valencia, donde esta noche cierra la campaña.

Y remarcado que él está concentrado en desalojar a Pedro Sánchez del Gobierno y no en repartirse sillones.

"Una campaña electoral no puede ir solo de votar en negativo". Con esa frase, Pablo Iglesias ha lanzado su reproche de este final de campaña a Pedro Sánchez.

Y ha vuelto a advertir de que el líder socialista podría acabar aliándose con Ciudadanos, para señalar que muchos progresistas se han dado cuenta ya de que votar al PSOE "no es una garantía" de que se van a aplicar políticas de izquierdas.

Eso ha sido en Valladolid. Después, en León, el candidato de Unidas podemos ha pedido "llenar las urnas de verdades y de respeto" y ha defendido a su formación frente a quienes compiten por ver "quién dice la parida más grande o hace más el payaso".

Los candidatos pondrán el broche esta noche a esta campaña bronca marcada por la polarización y la apelación al miedo -al contrario- por parte de unos y otros.

Tanto Pedro Sánchez como Albert Rivera cierran en Valencia junto a sus candidatos a las elecciones autonómicas, que también se celebran este domingo. Casado e Iglesias han elegido Madrid.

Y en la capital cierra campaña también el líder de Vox, Santiago Abascal.

Abascal ha elegido la emblemática plaza de Colón, la misma en la que hizo la pegada de carteles y famosa también por su foto junto a Casado y Rivera.

Un lugar en el que una hora antes el mitin de cierre han irrumpido tres activistas de Femen con el pecho descubierto, para expresar su protesta ante las políticas que defiende la formación de extrema derecha.

- Consulte aquí todas las noticias sobre las elecciones generales.

Etiquetas
Comentarios