Despliega el menú
Nacional

Sánchez se arroga ser el único defensor de la España de las autonomías, frente a derechas e independentistas

Dice que el Govern gobierna contra los intereses de Cataluña y que sus ciudadanos ya han votado muchas veces contra la independencia.

El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una entrevista en TVE.
El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una entrevista en TVE.
RTVE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha arrogado este jueves por la mañana ser el único defensor de la España de las autonomías frente a los independentistas y la recentralización que, dice, proponen los partidos de derechas. Así lo ha afirmado durante una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, en la que ha acusado a los líderes independentistas catalanes de gobernar contra los intereses de esa comunidad autónoma.

"Ahora, el único partido político que defiende España de las autonomías es el PSOE", ha afirmado antes de exponer que los líderes independentistas están por "quebrar la Constitución y el Estatuto de Autonomía" porque "lo dan por desbordado".

En su opinión, lo que "agrega" en Cataluña es el autogobierno y el problema, ha afirmado, es que "los líderes independientes han renunciado a gobernar Cataluña". "El problema de Cataluña es que quien gobierna contra los intereses de Cataluña están liderando esas instituciones", ha remachado.

Según Sánchez, tampoco los líderes de los tres partidos de la derecha están defendiendo la España autonómica porque, ha señalado, se encuentran en la política de la "recentralización". Esta estrategia, ha advertido, es "bastante contradictoria con defender la repoblación de la España vaciada" porque el autogobierno ha logrado que territorios como Galicia, Valencia, Andalucía y otras comunidades puedan tener competencias políticas para Sanidad, Educación o la lengua.

Además, ha criticado a los partidos de derechas por acusarle de ceder ante el nacionalismo. Se trata, ha apuntado, "de un clásico" de la derecha cuando pasa a la oposición.

"Cuando el PSOE llega al Gobierno, siempre es lo mismo, vamos a vender España", ha explicado en referencia a las acusaciones que le lanzan los partidos de derechas. Un discurso que, en su opinión, no les beneficia ni a PP, ni a Ciudadanos sino que favorece a la ultraderecha.

NO RESPONDE HASTA DONDE LLEGARÍA CON ERC Y PDeCAT PARA LA INVESTIDURA

Pedro Sánchez no ha aclarado qué hará cuando ha sido preguntado hasta donde llegaría en la negociación con ERC y el PDeCAT si les necesita para que le apoyen en la investidura. Se ha limitado a decir que quiere una España en la que quepan todos y "no solo el trío de Colón".

Ha aprovechado, eso sí, para volver a criticar la posición de los independentistas porque quieren "tanto, tanto" a su región que la quieren "para ellos solos". Por ello, les ha instado a reconocer políticamente a los que no piensan como ellos porque, ha insistido, el problema de Cataluña, no es de independencia, sino de convivencia.

En opinión de Pedro Sánchez, la solución para Cataluña es crear los "marcos de diálogo en el Parlamento catalán entre las formaciones catalanas para volver a reconstruir ese consenso".

También ha vuelto a rechazar la posibilidad de que haya un referéndum sobre la independencia alegando que los catalanes han votado muchas veces y siempre la han rechazado. "Pero cuántas veces han votado los catalanes desde el año 2014, desde el punto de vista autonómico y con referéndums ilegales, unas cuantas veces", ha exclamado.

La última vez, ha recordado, en las elecciones del 21 de diciembre de 2017 en el que votó casi el 80 por ciento del censo: "La práctica totalidad de los catalanes que tenían derecho a voto lo ejercieron".

Y ha enfatizado que en todas las votaciones, los ciudadanos de esta autonomía les han dicho "claramente" a los líderes independentistas "que la mayoría de catalanes no quiere la independencia".

"Otra cuestión --ha matizado-- es que efectivamente haya un porcentaje importante que quiera ese referéndum de independencia, pero los catalanes no quieren la independencia".

Pedro Sánchez ha vuelto a rechazar pronunciarse sobre si indultará o no a los líderes catalanes que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos, entre otros.

El jefe del Ejecutivo se ha escudado en que no hay sentencia aún y no quiere interferir en el trabajo del Tribunal Supremo, al tiempo que ha recordado a los líderes de la derecha que "son licenciados en derecho" que hay que respetar la "separación de poderes".

Y les ha vuelto a acusar de utilizar a Cataluña de nuevo para atacar al PSOE, en lugar de "proponer soluciones para solucionar una crisis de convivencia". "No hablan de Cataluña, sino de una España que quieren dibujar completamente azul, en la que solo caben ellos, en la que el buen español es el que lee la Constitución como dicen Rivera, Casado o Abascal", ha remachado.

Etiquetas
Comentarios