Nacional

Juego sucio entre limpiadores de RTVE

La imagen de las empleadas de la limpieza en el debate electoral causó indignación en las redes sociales y también entre otras trabajadoras de la cadena.

Imagen en la que durante el debate electoral aparecen las dos limpiadoras.
Imagen en la que durante el debate electoral aparecen las dos limpiadoras.
RTVE

El debate electoral celebrado el lunes en RTVE acaparó las últimas noticias de los medios de comunicación y también los comentarios en las redes sociales. Pero no fue lo único, porque una imagen inesperada de unas limpiadoras que sacan brillo al suelo del plató ha revolucionado a las redes, y también ha causado indignación entre las empleadas de la cadena.

Concretamente, una de las limpiadoras ha sido la protagonista de la indignación del resto de empleadas. “No ha cogido una mopa en 10 años. Es una de las jefas, y se coló en el último momento, pero no nos representa”, dice Purificación Marín, delegada del comité de empresa de RTVE.

“Llevamos todo el día indignadas porque se la ponga como ejemplo de feminismo y de lucha de nuestro trabajo, cuando no es nada empática y es la primera que nos pone problemas cuando nos pasa algo con nuestros hijos”, continúa sobre la encargada del servicio de limpieza de la cadena que realiza la empresa Team Service Facility. “Es la que da las vacaciones, los turnos, la que transmite las quejas si hacemos algo mal a los jefes de equipo... Vamos, que no sale de su despacho”.

Según el comité, era otro compañero el que iba a salir ante las cámaras dando el último repaso al plató. “Pero ella se acreditó, porque quería figurar. A todas nos puede hacer ilusión, pero no se hace así”, continúa. De hecho, la limpiadora en cuestión no aparece con el uniforme, como sí salió la otra encargada de la limpieza, sino en vaqueros y con una especie de bolso colgado. “Eso lo tenemos prohibidísimo, no podemos llevar ni pañuelos de flores”.

Además, desde el comité, lamentan que se haya perdido una oportunidad así para acercarse a los líderes políticos y hacerles llegar las quejas que desde hace meses arrastra este colectivo, y por las que se ha manifestado en varias ocasiones. “Somos las kellys, cada vez tenemos más zonas que limpiar, no damos abasto. Contratan a compañeras por media jornada y están aquí echando las mismas horas y fines de semana", manifiestan.

Sin embargo, según la limpiadora cuestionada, solo acudió a ayudar a una de las limpiadoras: “Éramos seis y dos en plató, vi que estaba sola y la ayudé. Yo echo una mano donde haga falta”, comenta. La segunda trabajadora también confirma que fue ella quien le pidió ayuda: “Hubo problemas con la seguridad y no éramos muchos, así que le dije si me podía ayudar, pero ni sabíamos que saldríamos en televisión”.

Las redes sociales, como siempre al pie del cañón, aprovecharon la imagen para reivindicar la precariedad laboral y denunciar que aún queda mucho por hacer.

Etiquetas
Comentarios