Despliega el menú
Nacional

Del bipartidismo a la bipolaridad

ACTUALIZADA 25/04/2019 A LAS 02:00
Los dos debates televisivos han mostrado dos bloques contrapuestos.
Los dos debates televisivos han mostrado dos bloques contrapuestos.
HERALDO

Tras dos debates que apenas han servido para confirmar que del bipartidismo hemos pasado a la bipolaridad, habrá quien siga pensando que queda la batalla final de los indecisos. Ni en los tiempos en los que los sondeos clavaban resultados, básicamente porque solo existían dos opciones pero sobre todo porque los ciudadanos éramos protagonistas de la vida política y no sus víctimas, como ahora, he creído en la teoría de la indecisión. En los dos últimos meses he hecho microencuestas: al preguntar a mis amigos o contertulios si sabían o no a quién iban a votar, el porcentaje de duda acumulado en este particular ‘tracking’ ha sido residual. Cual rara avis, me ha sido casi imposible encontrar indecisos. ¿De verdad alguien se va a levantar este domingo y decantarse por una papeleta u otra? Ni los posos de un mal café lo explicarían, la suerte está echada. Aun dando por buena la victoria demoscópica del PSOE, subsiste la duda de quién podrá gobernar: si la izquierda en el cóctel políticamente explosivo de la moción de censura, o la derecha incorporando incluso la deriva extrema de Vox. Triunfará quien consiga concentrar el voto por su flanco, perderá quien lo tenga más fragmentado. No es la mejor noticia, pero sí, la España de las dos españas ha vuelto... Sin excluir la posibilidad de que ningún bloque sume mayoría y vayamos a una repetición electoral.

Etiquetas