Nacional

elecciones 28-a

Pedro Sánchez: "Debatir con la extrema derecha habría sido mejor para contrarrestar ideas"

El líder del PSOE acusa de "desleales" a sus aliados independentistas para su investidura y afirma que ha
demostrado que "la falta de diálogo es una excusa".

Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno.
Pedro Sánchez, candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno.
HA.

Las encuestas dan al PSOE claro ganador el domingo. ¿Teme que, aun así, les supere el bloque de la derecha, como en Andalucía?

El voto es lo único que cuenta, y así trato de hacérselo ver a los ciudadanos estos días. Si las tres derechas suman, se entenderán como en Andalucía. No puede quedarse nadie en casa, nos jugamos avanzar hacia el futuro de la España que nos merecemos o retroceder 40 años. Me interesan, más que los datos, los votos.

El embrollo generado por los debates se ha convertido en un imprevisto eje de campaña. ¿Afectará al resultado?

No estoy de acuerdo. Creo que es fundamental que haya un debate de campaña. Pero ante el riesgo de que no hubiera ninguno, por la falta de consenso, decidimos participar en dos debates.

La gestión de su partido en este asunto generó gran polémica. ¿Se siente responsable?

Seguimos pensando que un debate en el que estuviera la extrema derecha sería más interesante para contrarrestar ideas. Pero una vez que la Junta Electoral decide lo contrario, acatamos. Pero esta situación debe conducirnos a una reflexión, y en la próxima legislatura regularemos la celebración de estos debates.

Todo apunta a que no habrá mayorías absolutas. ¿Con quién prefiere pactar, con Ciudadanos, con Podemos, con los secesionistas?

La capacidad de entendimiento del PSOE es una de nuestras grandes contribuciones a la España de hoy. Los ciudadanos están cansados de bloqueos y nos piden que tendamos puentes. En lo social y en lo territorial. Deseo un gobierno estable y con capacidad de llevar a cabo transformaciones que necesita España, más allá de siglas.

No contesta con precisión. Si Podemos, por ejemplo, le exige entrar en el Gobierno, ¿lo aceptaría?

Le digo que aspiramos a ser la fuerza política con más apoyo, a ganar de nuevo las generales 11 años después y a formar un Gobierno socialista con independientes de prestigio como el que hemos tenido estos diez meses.

¿Se arrepiente de haber usado demasiado el Falcon, de algunos nombramientos fallidos? Se le acusa de no dar la información solicitada en el Congreso.

Somos el Gobierno más transparente, como lo demuestra, por ejemplo, la publicación de las declaraciones de los altos cargos, no solo de nuestro Ejecutivo, también del anterior, que las ocultó cuatro años. En cuanto al Gobierno, podemos estar satisfechos del trabajo en este periodo y del esfuerzo de todos los miembros del Ejecutivo.

¿España es plurinacional?

Que España es plural no es cuestión de creencia, es una realidad incontestable. Y hemos de saber asumir y gestionar esa realidad. Lo dije en el 40 aniversario de la Constitución: nuestra complejidad es nuestra riqueza como país.

Acusa a los independentistas de deslealtad. ¿Pecó de ingenuidad en su planteamiento inicial? ¿Repetiría el guion?

Volvería a implicarme y a arriesgarme en la cohesión territorial de España. No ha sido en vano. De entrada, hemos puesto en evidencia la excusa de que el Gobierno no dialoga. El problema es la radicalidad y las mentiras de unos dirigentes independentistas que no saben cómo parar su huida hacia delante. No han sido leales, no ya conmigo, sino con sus propios ciudadanos. Es hora de reconocer errores y de ocuparse del problema de Cataluña, que no es la independencia sino la convivencia y el bienestar social, los problemas cotidianos.

Lo que llama problema de Cataluña, ¿se arregla con más autogobierno y competencias? ¿O quieren solo independencia?

Una mayoría de catalanes quiere una solución dialogada y en el marco constitucional. Mire, Cataluña lleva demasiado tiempo presa de opciones binarias: A o B, sin solución intermedia. Como ocurrió en el Reino Unido, y mire cómo acabaron. La democracia no es un cara o cruz, no podemos reducirla a las opciones de los extremos: independencia o recentralización. Debemos buscar un gran consenso en Cataluña, un pacto de convivencia basado en el autogobierno.

No aclara si concedería un indulto a los acusados del 1-O en caso de condena. ¿Por no incomodar a posibles socios?

Por un deber básico de un presidente del Gobierno de una democracia con separación de poderes y presunción de inocencia. Si yo me posicionara en un sentido u otro, estaría dando por hecho que habrá condena, que es lo que insisten en decir los dirigentes independentistas. Hay que respetar a la Justicia y sus tiempos.

Dice que no tiene hipotecas con los independentistas, pero los apoyos del PNV, Bildu y demás aliados significan más inversión para sus territorios frente a la España vaciada.

Se equivocan quienes usan las inversiones como arma para generar conflictos entre comunidades. Nuestra responsabilidad es reforzar la cohesión social y territorial y a ello van las inversiones y políticas del Estado. La despoblación cuestiona partes esenciales de nuestro Estado social, como la igualdad de oportunidades o el acceso efectivo a los servicios públicos. Ya hemos trazado las principales líneas de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, como extender la banda ancha o el fomento del empleo.

Los restos de Franco no han salido del Valle de los Caídos, pese a lo anunciado.

Lo primero y más importante es que este Gobierno ha cumplido con la voluntad del Congreso, que en mayo de 2017, con amplia mayoría de la Cámara y sin votos en contra, aprobó la exhumación de Franco del Valle de los Caídos. Un dictador no puede estar enterrado junto a sus víctimas.

¿Y ahora qué?

Ante la falta de acuerdo, hemos decidido que sea inhumado en un destino compatible con la garantía de orden público y la seguridad ciudadana, donde está enterrada su mujer. El procedimiento concluye el 10 de junio.

¿Promoverá una reforma de la Constitución? ¿En qué aspectos concretos? ¿Suprimir la prevalencia del hombre sobre la mujer en la sucesión a la Jefatura del Estado le parece prioritario?

Hay aspectos simbólicos tan prioritarios como los materiales. Y este artículo es una muestra evidente. No podemos tolerar la prevalencia del hombre sobre la mujer nunca, y menos aún en nuestra Carta Magna. Como tampoco podíamos tolerar que se llame de forma despectiva y equivocada a los discapacitados.

¿Qué es lo primero que hará si vuelve a la Moncloa?

Impulsar de nuevo unos presupuestos sociales, con más recursos para educación, empleo, sanidad y políticas sociales y para inversiones productivas. Hemos virado el rumbo y tenemos que avanzar hacia un futuro con mayor cohesión social y un crecimiento más sólido y sostenible.

Etiquetas
Comentarios