Despliega el menú
Nacional

cataluña

Destapan un fraude a la Seguridad Social que colocó a una niña de 3 años al frente de una empresa

En la operación se ha detenido a 26 personas e investigado a otras 10 que presuntamente utilizaban empresas instrumentales y que habrían defraudado más de 18 millones de euros.

Un vehículo de la Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo.
Europa Press

La Policía Nacional ha destapado un fraude de más de 18 millones de euros a la Seguridad Social en Cataluña, en una operación en la que ha detenido a 26 personas e investigado a otras 10, que presuntamente utilizaban empresas instrumentales, en algún caso a nombre de una niña de tres años.

Según informa el cuerpo policial en un comunicado, los inculpados crearon grupos fraudulentos de empresas y sucesiones empresariales opacas, con las que transferían las ganancias de las empresas deudoras a sociedades patrimoniales, ocultando su verdadero balance económico.

Los investigados fueron denunciados tras detectarse la existencia de dichas sucesiones empresariales, compuestas por 17 sociedades que se dedicaban principalmente al transporte de mercancías por carretera.

El entramado, que utilizaba mecanismos para evitar ser embargados por la Seguridad Social, tenía ramificaciones en siete provincias, por lo que los investigadores siguieron la pista de los autores hasta Granada, donde fueron detenidos.

Como explica la Policía Nacional, para llevar a cabo el fraude, una sociedad que estaba a nombre de la hija de tres años del cabecilla de la trama contrataba a sus empleados sin darles de alta en la Seguridad Social por un sueldo que rondaba los 800 euros, obligándoles a realizar transportes de mercancías en jornadas de hasta 12 y 14 horas.

Además, el mismo cabecilla conducía para llevar a cabo estos portes a pesar de tener retirado el carnet de conducir, y cuando era multado usurpaba la identidad de antiguos trabajadores de la empresa.

Con este afán de necesidad de ingresos y ante el acoso que sufría para el cobro de la deuda, el cabecilla decidió facturar presuntamente los portes de la empresa a la cuenta de su sobrino para ocultar su verdadera entrada de efectivo.

Etiquetas
Comentarios