Despliega el menú
Nacional

Paces y política

Por
  • Carmen Magallón
ACTUALIZADA 17/04/2019 A LAS 02:00
La paz se construye también desde la ciudadanía.
La paz se construye también desde la ciudadanía.
HERALDO

Que es necesaria la paz nadie lo niega. Más verdes están las paces de cada día, esas que nos reclaman actitudes de escucha, respeto y tolerancia con quienes no comparten nuestros puntos de vista. Estamos en plena campaña electoral y el panorama no es precisamente el de un intercambio de propuestas. O estas vienen demasiado entreveradas con insultos y descalificaciones. La política lleva tiempo deslizándose hacia comportamientos de mercado, ¡un mercado que va a por todas!, con un lenguaje que trata de convertirnos en clientes en un escenario en el que se juega a la oferta y la demanda y en el que la propaganda disfraza, seduce, o directamente miente.

Pero no somos recipientes pasivos. Es la ciudadanía la que parece aceptar y realimenta estos comportamientos. De modo que mirémonos a nosotros mismos. En nuestras manos queda entrar en el juego o reclamar otras prácticas políticas: reclamar la política como vía para regular los inevitables conflictos de intereses, ideologías y creencias en medio de los que se desarrollan las vidas, como el arte de hacer las paces de cada día. Reclamemos la política que construye, que practica el diálogo, esa herramienta imprescindible en el ejercicio del poder. ¿Vamos a ser capaces de no dejarnos seducir por la demagogia que, ya se sabe, azuza los bajos instintos, y elegir opciones que defiendan la convivencia, la libertad e igualdad, la mejora de las condiciones de vida de los grupos precarizados y el cumplimiento de los acuerdos internacionales?

Carmen Magallón es presidenta de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz

Etiquetas