Nacional

Opinión

La convivencia en Rentería

Los radicales provocaron incidentes durante el acto de Ciudadanos en Rentería.
Los radicales provocaron incidentes durante el acto de Ciudadanos en Rentería.
Javier Etxezarreta / Efe

En Rentería, en los años ochenta, tenías que callar o marcharte. Si no callabas te apuntaban, y si seguías hablando te mataban. Así sucedió 19 veces, 19 tiros en la nuca en una localidad estrangulada por los etarras donde solo se respiraba silencio fúnebre y odio. El cabeza de lista de Unidas Podemos al Congreso por Zaragoza no debe de conocer la historia de la ignominia, parece ignorar quién es en realidad Otegi, sabe poco del expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco Josu Ternera, no sufrió afortunadamente las manifestaciones de Herri Batasuna durante décadas, en las que se animaba en las calles a matar a políticos con nombres y apelllidos. Pablo Echenique cuelga un tuit en el que dice textualmente que Ciudadanos fue a Rentería "a incendiar la convivencia entre los diferentes pueblos de España". Luego lo ha intentado matizar. Alarma que algunos candidatos, no solo él, confundan a las víctimas con los verdugos y sigan pensando a pies juntillas que ir a Rentería, a San Sebastián o a Bilbao supone una provocación. Construyen el mismo relato que los batasunos, los que tratan de echarte, de callarte en vida, de amedrentarte, de apuntar la dirección de tu casa, la matrícula de tu coche. A estos fascistas es a los que da aire Echenique. A veces el silencio es insuperable.

Etiquetas