Nacional

agresiones sexuales

El violador de una menor queda en libertad en Valencia por un problema de jurisdicción

El juez no pudo enviar a la cárcel al detenido porque cometió la agresión sexual en un crucero con bandera panameña.

La supuesta violación se produjo en aguas internacionales a bordo de un crucero con bandera panameña que realizaba el trayecto entre Palma de Mallorca y Valencia.
pexels

Un joven italiano detenido por violar a una menor británica en un crucero quedó en libertad el viernes en Valencia por un problema de jurisdicción al no disponer de residencia estable en España. La agresión sexual se produjo en la madrugada del pasado jueves, presuntamente, en aguas internacionales a bordo de un barco con bandera panameña que realizaba el trayecto entre Palma de Mallorca y Valencia.

Tras denunciar una chica de 17 años que había sido forzada por un joven dentro de un camarote, el capitán del barco avisó a las autoridades españolas y la Policía Nacional detuvo al presunto violador horas después de que el crucero atracara en Valencia. El Juzgado de Instrucción número 15, que se encontraba de guardia, asumió el caso y ordenó la detención del turista italiano de 18 años tras la denuncia que presentó la víctima en una comisaría de la Policía Nacional de Valencia.

Un equipo de Policía Científica inspeccionó el camarote, analizó la ropa de la menor y recogió varias muestras de restos biológicos con la colaboración del médico del crucero, que aplicó el protocolo de agresiones sexuales, lo que garantiza la legalidad de la recogida de las pruebas. Además, el forense reconoció a la víctima en el Hospital La Fe.

La Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se hizo cargo de las diligencias y las remitió con prontitud al juez para que este resolviera sobre la privación de libertad del presunto violador. Sin embargo, al tratarse de un delito cometido en aguas internacionales en un buque extranjero, concretamente de territorio panameño, el magistrado tuvo que decretar la libertad del joven al no tener jurisdicción sobre los hechos ni ser español el detenido, aunque remitió las diligencias a las embajadas de los tres países afectados: Reino Unido, Italia y Panamá. El presunto violador no pudo embarcar porque el crucero ya había zarpado cuando regresó al puerto. La menor continuó el viaje con sus padres.

Etiquetas
Comentarios