Despliega el menú
Nacional

Una extrabajadora de Los Nogales asegura que las imágenes son "repugnantes" aunque es "injusto" que se generalice

La técnico sociosanitaria ha revelado que hay personas que trabajan en la residencia "sin vocación", con "contratos temporales de seis meses".

Fachada de la residencia Los Nogales.
Fachada de la residencia Los Nogales.
Efe

Una extrabajadora de la residencia de Los Nogales en el madrileño distrito de Hortaleza ha asegurado este viernes que las imágenes difundidas sobre el maltrato a dos ancianas en el centro son "repugnantes", aunque ve "injusto" que se generalice esa situación a todos los trabajadores.

En declaraciones a Europa Press, Sara, la técnico sociosanitaria que ha trabajado como jefa de planta durante cuatro años en la residencia, ha confirmado que en las imágenes se ve "maltrato físico y psicológico" y que "no deberían dejar trabajar más a los implicados en el cuidado de personas mayores, discapacitados o niños".

Estas afirmaciones se producen después de que este jueves se conociera que la Comunidad de Madrid ha propuesto inhabilitar a la directora de la residencia por ocultar las quejas de los residentes y familiares y haya propuesto una sanción de 78.622 euros al centro, tras la constatación de posibles maltratos a dos ancianas.

En este sentido, la técnico ha señalado que es "muy injusto que esto afecte al resto de trabajadores" y ha manifestado que en su trabajo en Los Nogales ha aprendido a "tener mucho cuidado con las personas mayores". Así, ha destacado que se llevaban a cabo reuniones con las jefas de personal para informar sobre cuidados y evitar hacer hematomas a los ancianos, ya que es algo "muy fácil" de generar en las personas mayores.

"Es muy injusto, porque la residencia tiene cuidado. Hay personas que trabajan bien y mal, que son malas y buenas, pero como en todos los sitios", ha apuntado Sara.

En cuanto a los trabajadores que han realizado presuntamente los abusos, la técnico sociosanitaria ha afirmado que es "asqueroso" y ha revelado que hay personas que trabajan en la residencia "sin vocación", donde se firman "contratos temporales de seis meses".

Además, ha asegurado que no se imaginaba esta situación y que como jefa de planta "jámas lo hubiera permitido". También ha explicado que los trabajadores actuales están "muy nerviosos" porque se trata de una situación "fatal para ellos". "Tengo una compañera llorando con ansiedad porque quedamos todos mal", ha aseverado la trabajadora.

Etiquetas
Comentarios