Despliega el menú
Nacional

política

Abascal dice ante la estatua de Don Pelayo que "progres, islamistas y comunistas" atacan a España

El líder de Vox ha recalcado que "nunca van a pedir perdón por las obras de nuestros mayores, sino que las van a tener como guía de lucha y de unos valores asentados en el sentido común".

El presidente de VOX pide por España a ‘La Santina’ en Covadonga rodeado de simpatizantes del partido

El candidato de Vox a la presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, ha elegido este viernes, primer día de campaña electoral, visitar Covadonga, en el municipio asturiano de Cangas de Onís. En ese enclave, Abascal, rodeado de numerosos simpatizantes, ha acudido a la Santa Cueva de Covadonga, donde se encuentra, la 'Santina', Nuestra Señora de Covadonga, lugar en el que ha hecho una ofrenda y ha pedido por España.

Con posterioridad, el líder de Vox se ha dirigido hasta la estatua de Don Pelayo, el que fuera primer monarca del reino de Asturias y que comenzó la Reconquista precisamente en la batalla de Covadonga en el año 722.

Allí, Abascal se ha dirigido a los presentes con un megáfono. Ha recordado los versos del Himno de Covadonga 'Nuestros padres sus ojos a Ti volvieron y una patria en tus ojos adivinaron'.

Ha agradecido a todas las personas que le acompañaron en Covadonga y, bajo la estatua de Don Pelayo y ha dicho que la decisión de haber estado presente precisamente en ese enclave asturiano es precisamente por el "potente simbolismo" del lugar.

Esa es la razón, ha añadido, de que compañeros de su partido estuviesen en Burgos bajo la estatua de El Cid o en Gerona bajo la de Mariano Álvarez de Castro. "Sabemos que hay quien se ríen de estos simbolismos o creen que no tienen importancia", ha comentado, antes de recordar que hace pocos días el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo a los españoles que tenían que "pedir perdón" por "la gran obra de la hispanidad".

"El otro día una mezquita de Sevilla decía a nuestro Rey que tenía que pedir perdón por la Reconquista; y nuestros líderes políticos han permanecido callados y avergonzados", ha lamentado Abascal.

Su presencia en Covadonga es, por tanto, para decir que "la historia importa" y que no tienen vergüenza a la hora de reivindicar los símbolos. "Nunca vamos a pedir perdón por las obras de nuestros mayores, las vamos a tener como guía de lucha y de unos valores asentados en el sentido común", ha señalado.

El discurso de Abascal ha sido celebrado por los simpatizantes por gritos de 'Grande' o 'Viva España'. El líder de Vox ha dicho que las elecciones van a ser históricas porque se debatirá "la existencia misma de España", cuyas libertades están atacadas "por progres, islamistas y comunistas".

La unidad de España "no es negociable", ha insistido Abascal, que prevée que va a pasar algo "muy grande" por la movilización que está despertando Vox. "Y teñir España de rojigualda, no de rojo como dijo el presidente del Gobierno; para representar a la buena gente, porque el que no es buena gente es quien para acceder al poder pacta con los enemigos de España, con los separatistas", ha zanjado.

Consulta aquí las últimas noticias sobre elecciones generales 2019.

Etiquetas
Comentarios