Nacional

Fatal desenlace

Hallado en un río de Ecuador el cadáver del joven gaditano que trabajó en el Servet

Manuel Tundidor Cabral, estudiante de enfermería, había trabajado en verano en el hospital zaragozano. Decenas de personas se manifestaron en la capital aragonesa para pedir que se reforzase su búsqueda.

Encuentran el cuerpo sin vida de Manuel Tundidor, el joven español que se encontraba desaparecido en Ecuador. La Policía ha localizado el cadáver del estudiante universitario a pocos metros de la orilla del río Napo.

El cuerpo sin vida de Manuel Tundidor Cabral, un turista español de 31 años que desapareció en la tarde del viernes en la Amazonía ecuatoriana, ha sido localizado, según han informado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El joven gaditano, estudiante de enfermería,  estuvo el verano pasado trabajando como técnico de radiodiagnóstico en el hospital Miguel Servet de Zaragoza y por eso, este martes decenas de personas se concentraron en la plaza del Pilar para pedir al Gobierno que se intensificara su búsqueda, que ha terminado con un fatal desenlace.

El cuerpo fue visible desde el helicóptero de la Policía y están a la espera de que llegue criminalística y la Fiscalía para la identificación definitiva y el levantamiento del cadáver, confirmó a Efe el coronel Fausto Buenaño, comandante de Policía de la subzona Napo 15.

Por su parte, el sargento Ivan Laica, del departamento de Comunicación de la Policía en esa zona, dijo a Efe que "se trata de la persona que buscamos", el español Manuel Tundidor Cabral.

Según otra fuente de los servicios de socorro, el cadáver fue localizado hacia las 15.00 hora local (20.00 GMT) e iba a ser trasladado a Puerto Napo para su identificación.

Ni la Embajada española ni ninguna fuente de la familia se ha pronunciado hasta el momento sobre si los restos hallados son los del estudiante y remiten a la Oficina de Información Diplomática en Madrid para cualquier detalle.

Efe ha constatado que el cadáver fue encontrado a dos metros de la orilla en un brazo del río Napo, un afluente pequeño, cerca de la vía que va desde Puerto Napo a Puerto Misahuallí, en el sector Venecia Izquierda.

El cadáver fue recogido del agua, identificado por un amigo del grupo de seis estudiantes que quedaban de la Facultad de Ciencias Sociales de Ceuta y lo están llevando a la morgue de Tena para practicar la autopsia.

El joven fue visto por última vez mientras se bañaba en el río Jatunyacu, de la parroquia Tálag, en la región amazónica de Ecuador. Desde entonces, una veintena de rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Tena, Policía Nacional y Cruz Roja han trabajado en su búsqueda.

Tundidor viajaba junto a otros cinco españoles hacia la localidad turística de Laguna Azul y sin ningún guía turístico. Él y otro amigo decidieron cruzar el río nadando, mientras que sus compañeros prefirieron quedarse en la orilla, según sus propios testimonios.

El río Jatunyacu está clasificado con un alto nivel de riesgo, lo que significa que para navegarlo hay que hacerlo con ciertas seguridades, ha apuntado Alvarado. No obstante, hay tramos del río que sí son aptos para bañarse.

Etiquetas
Comentarios