Despliega el menú
Nacional

homofobia

'Besada' en Madrid para denunciar que el amor "no se cura"

Un centenar de personas se ha concentrado este sábado en protesta por las terapias de "aversión y conversión" dirigidas a personas LGTBI+ que ha estado acogiendo el Obispado de Alcalá de Henares.

Un centenar de personas se ha concentrado este sábado en una céntrica plaza de Madrid para besarse en protesta por las terapias de "aversión y conversión" dirigidas a personas LGTBI+ que ha estado acogiendo el Obispado de Alcalá de Henares y reivindicar que su amor "no se cura".

Convocada por la asociación Kifkif y otros colectivos LGTBI de la ciudad, entre ellos Cogam, parejas de todo tipo de orientación sexual han acudido a la 'besada' para mostrar su amor y su rechazo a estas pseudoterapias que se imparten en el Centro de Orientación Familiar 'Regina Familiae', un servicio que pertenece a la diócesis de Alcalá de Henares en busca de "curar" la homosexualidad.

Los convocantes han exigido que se cumpla la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Orientación e identidad Sexual en la Comunidad de Madrid, que contempla sanciones muy graves por promocionar o realizar terapias "de aversión o conversión" con el fin de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Para la comisión de esta infracción será "irrelevante" el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias, según recoge la ley regional.

Los diputados en la Asamblea de Madrid Eduardo Fernández Rubiño (Podemos) y Carla Antonelli (PSOE) y la portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, Puri Causapié, han acudido a la concentración, donde la gran mayoría portaba banderas arcoiris y ha entonado canciones como 'Al Obispado lo queremos fuera' y 'Born this way', de Lady Gaga.

El Obispado de Alcalá de Henares ha negado que imparta cursos para curar la homosexualidad, como publicó 'eldiario.es', aunque "no renuncia a acoger y acompañar a las personas que libremente lo solicitan" de forma "integral, pastoral y espiritual".

La Comunidad de Madrid investigará estos cursos a raíz de dos denuncias registradas por Fernández Rubiño y por la asociación Arcópoli.

La organización de consumidores Facua y el Colectivo LGTB+ de Madrid Cogam también han presentado denuncias ante la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid para exigir la apertura de un expediente sancionador tanto a la supuesta terapeuta como a la institución promotora de los cursos, el Obispado de Alcalá de Henares.

Etiquetas
Comentarios