Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La Fiscalía se querella contra Torra por desobediencia por no quitar los lazos

Le acusa de desoír la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos y pancartas de apoyo a los políticos presos de los edificios de la 'Generalitat'.

Generalitat lazo
Momento en el que este jueves por la mañana han sustituido la pancarta.
Efe

La Fiscalía Superior de Cataluña ha presentado una querella por desobediencia contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que acusa de desoír la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos y pancartas de apoyo a los políticos presos de los edificios de la Generalitat.

La querella, presentada ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), acusa a Torra de "desatender" el mandato de la Junta Electoral cuando, "consciente y deliberadamente", decidió mantener simbología "partidista" en edificios públicos dependientes de la Generalitat, "aunque fuera de forma encubierta".

La Fiscalía General del Estado recibió el expediente de la JEC en el que expone y detalla el "incumplimiento consciente y reiterado" por parte de Torra de los acuerdos de la Junta de 11 y 18 de marzo de 2019, y después remitió a la Fiscalía catalana el informe del órgano supervisor.

En la querella, el fiscal superior Francisco Bañeres pide, entre otras actuaciones, citar a declarar al presidente del Govern, y que la Conselleria de Presidencia envíe copia del informe de sus Servicios Jurídicos "relativo al mantenimiento de simbología en las sedes de la Administración autonómica en período electoral".

También pide a la Jefatura de Policía de Cataluña sus actas de comprobación con relación a informes de la Delegación del Gobierno en cumplimiento de los acuerdos de la JEC; y al comisario jefe de Mossos d'Esquadra, que informe "acerca del debido cumplimiento de lo resuelto por la Junta" el 21 de marzo.

La querella alega que Torra procedió "deliberadamente a desatender" el mandato de la JEC, manteniendo los objetos aunque fuera de manera encubierta o simbólica a través de elementos de la misma naturaleza ideológica y partidista, representativa solo de postulados de una parte de la sociedad, según el texto del fiscal.

Para él, la negativa a cumplir esa orden de la JEC "no puede quedar enmascarada" por sustituir esos símbolos por otros ni por acudir entonces a órganos diferentes a la JEC --Torra pidió un informe al Síndic de Greuges, aunque la querella no lo cita--.

Y el texto constata que la jurisprudencia sobre el artículo 410 del Código Penal --desobediencia-- es clara sobre que negarse abiertamente a obedecer no tiene por qué ser una reacción contundente y explícita, sino que puede expresarse con "una reiterada y evidente pasividad"

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión