Despliega el menú
Nacional

Elecciones generales

Sánchez quiere un Gobierno que hable con todos pero que no dependa de nadie

Sánchez ha indicado que los nueve meses que ha gobernado "no pueden cambiar un país", pero "si marcar el rumbo".

Sánchez y Puig, en el acto de este sábado en Alicante.
Sánchez y Puig, en el acto de este sábado en Alicante.
Efe

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha animado este sábado a votar a su partido para constituir un Gobierno que hable con todos pero que dependa "exclusivamente" de su propia fuerza para garantizar la estabilidad y la puesta en marcha de sus iniciativas.

En un acto del partido en la Universidad de Alicante junto al líder del PSPV-PSOE y president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, entre otros, Sánchez ha indicado que los nueve meses que ha gobernado "no pueden cambiar un país", pero "si marcar el rumbo" de hacia dónde se debe ir en el futuro para que en España "quepamos todos y no solo los de la foto de la plaza de Colón".

A su juicio, en la Comunidad Valenciana y en España hay muchas mas plazas que la de Colón y se ha referido a las mujeres que llenaron calles y plazas el pasado 8M, a los "chavales jóvenes" que se manifiestan a favor de una España sostenible y ecologista o a las personas que durante cuarenta años también han secundado movilizaciones a favor de una Constitución "inclusiva e integradora", que defiende la diversidad territorial como una riqueza y no como un freno.

Tras indicar que escuchan "esas voces" y también las de quienes no se manifiestan como las de las mujeres víctimas de género que no denuncian, las de los ancianos, lo niños que viven en la pobreza o la de los parados de larga duración, Sánchez se ha comprometido a atender "vuestras legitimas demandas sociales".

Ha indicado que el próximo 28 de abril necesita una "amplía mayoría" porque son "muchos los desafíos", como encarar el envejecimiento de la población, mejorar las pensiones, mitigar los efectos del cambio climático o conseguir la igualdad de género en todos los ámbitos.

Para todo ello, necesita "estabilidad política" y un Gobierno que "hable con todos" pero sin depender de las otras fuerzas políticas y ha dicho que los votos socialistas serán "a favor de esa estabilidad y del futuro", mientras que "cada voto que se quede en casa será para la involución y el retroceso".

Sánchez ha rechazado la polémica sobre los llamados "viernes sociales" y ha justificado las medidas que aprueba el Consejo de Ministros por el retraso en la tramitación que practica la Mesa del Congreso de los Diputados a iniciativas socialistas.

Tras preguntarse si PP y Ciudadanos van a votar en contra de asuntos como la ampliación de los permisos de paternidad y otras iniciativas de "justicia social", ha asegurado que "no hay tres derechas", sino una "con tres siglas", que tiene "más testosterona que neuronas", que "reduce la política a confrontar, crispar e insultar" y "quienes insultan es que no tienen argumentos".

"Por eso no podemos quedarnos en casa", ha continuado el líder socialista, que ha aconsejado "aprender de lo que ocurrido en Andalucía", donde la gente se quedó en casa "confiada en que el PSOE iba a ganar".

Puig ha aprovechado la primera visita de Sánchez tras el adelanto electoral para anunciar que si sale reelegido los estudiantes universitarios que aprueben todas las asignaturas tendrán, al curso siguiente, la matrícula gratuita, algo que ha "aplaudido" en su intervención el presidente Sánchez.

El jefe del Consell valenciano ha cerrado su intervención ligando su futuro político al de Sánchez: "Lo acepto, lo digo, porque lo que le vaya bien a Pedro, le irá bien a los valencianos".

Además del candidato al Congreso por Alicante, el ministro Pedro Duque, que ha defendido que "es la hora de políticas de redistribución que nos aproximen al futuro", ha intervenido el candidato socialista a la Presidencia de la Comisión Europea (CE), el holandés Frans Timmermans.

Éste ha instado a los partidos "moderados" españoles que dejen "de flirtear con la extrema derecha", en referencia a Vox, y ha pedido que "lo que ha ocurrido en Andalucía no debe volver a repetirse".

Además, ha prometido al millar de cargos y militantes socialistas que han acudido al Paraninfo de la Universidad de Alicante que "nunca en ninguna circunstancia pactaré con la extrema derecha, nunca jamás".

Etiquetas
Comentarios