Despliega el menú
Nacional

Cataluña

Torra mantiene el pulso y se niega a retirar el lazo amarillo de la Generalitat

La Junta Electoral Central le advirtió de que si no lo hace podría incurrir en responsabilidades penales.

Generalitat
Fachada de la Generalitat, donde cuelga un cartel y un lazo amarillo reivindicando la libertad de los políticos presos.
Efe

El presidente catalán, Quim Torra, se ha negado a dar la orden de retirar del balcón del Palau de la Generalitat el cartel sobre los "presos políticos" que incluye un lazo amarillo ni la misma simbología de las sedes departamentales, a escasas horas de que expire el plazo de la Junta Electoral Central.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern de este martes, la consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha asegurado que Torra, durante la reunión del ejecutivo, ha comunicado su decisión de "mantener la pancarta en el balcón" del Palau, porque entiende que ello es "preservar la libertad de expresión".

A la vez, Torra ha pedido un informe a los servicios jurídicos de la Generalitat y se ha comprometido a seguir las recomendaciones que le dé el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Cataluña).

La Junta Electoral Central (JEC) lanzó este lunes por la tarde un ultimátum a Torra al darle un nuevo plazo de 24 horas para que retire de los edificios de la Generalitat los lazos amarillos y las esteladas, advirtiéndole de que si no lo hace podría incurrir en responsabilidades penales.

Artadi, en su última rueda de prensa como consejera y portavoz antes de que abandone el Govern para ser candidata de JxCat al consistorio de Barcelona, ha asegurado que la decisión sobre el cartel del balcón del Palau de la Generalitat es de Torra y ha precisado que no ha habido "discrepancia" por parte de los consellers durante la reunión del ejecutivo.

En todo caso, Torra "no ha dado ninguna orden" a los consejeros ni a los funcionarios sobre lo que deben hacer, dejando que cada uno actúe con "libertad".

Aunque Artadi ha asegurado que, en lo referente a las sedes centrales de los departamentos de la Generalitat -que son competencia directa de cada consejeros-, se abordará el asunto de forma coordinada, para evitar dar una imagen "de no unanimidad del Govern".

Así, ha garantizado que al final "las trece sedes de los trece departamentos -de la Generalitat- actuarán de la misma manera" y ha aseverado que, en este momento, no se han retirado los lazos.

Caso distinto es si hay un requerimiento de la JEC a un funcionario relativo a alguna sede de servicios territoriales, situación en la que Torra no va a pedir mantener los lazos, porque no quiere poner "en riesgo" a trabajadores públicos.

La consejera ha remarcado que Torra no está de acuerdo con la instancia de la JEC, el mismo organismo que, ha dicho, "dice que no hay presos políticos pero que le molesta que nos expresemos sobre los presos".

En este contexto, el presidente catalán ha enviado un nuevo escrito a la JEC para manifestar su desacuerdo y para informarle de que va a pedir consejo al Síndic de Greuges.

Artadi ha aseverado que Torra, como el conjunto del Govern, van a seguir la recomendación que le dé el defensor del pueblo catalán, incluso si no está de acuerdo con ella. 

Etiquetas
Comentarios