Despliega el menú
Nacional

Tercer Milenio

Vida

Por
  • Eva Pérez Sorribes
ACTUALIZADA 15/03/2019 A LAS 02:00
ciencia2
Investigar para alargar la vida debe ser una prioridad social.
HERALDO

En la muerte no pensamos. Ni está de moda, ni se estila. La sociedad entera le da la espalda, como si fuéramos eternos, pese a ser, en realidad, nuestra única certeza. Y sin embargo, si la tuviéramos solo un poco más presente, nos cambiaría la vida entera. Recolocar lo importante, lo urgente y lo prioritario sería su primer efecto. Pactar, acordar, ver con mayor indulgencia al contrario, probablemente el segundo. ¿Se imaginan estas consecuencias en la política? Pero confundimos el tiempo de vértigo con el vértigo del tiempo intentando apresarlo dando codazos, discutiendo con furor por nimiedades y llenándolo de vacíos.

Un anuncio triunfó en Navidades, el de un licor que decía que "tenemos que vernos más". Funcionó porque puso en marcha el contador de los afectos. Hay quien dice que si pasáramos en algún momento por el hospital, la cárcel y el cementerio valoraríamos de verdad la salud, la libertad y la vida. Pero si pasamos, preferimos mirar para otro lado. Sin embargo, tenemos alertas para hacer lo contrario. Una, de esta semana. Los científicos advierten de la grave caída en la inversión para investigar el cáncer. Un 25% menos de fondos este año por culpa de una tormenta perfecta de falta de presupuestos estables y parón electoral. Sin embargo, sigue siendo la primera causa de muerte en España y este año volverán a diagnosticarse 277.000 nuevos casos que en un 45% no acabarán bien. Celebrar la vida incluye no despistarnos de su caducidad y trabajar para alargarla debería ser una de las prioridades de la gestión pública.

Eva Pérez Sorribes es directora de Contenidos de la Cadena Ser Aragón

Etiquetas