Nacional

sucesos

Detenida la madre de los dos niños hallados muertos en Godella mientras el padre sigue como investigado

Los menores estaban enterrados en las inmediaciones y en fosas diferentes, una dentro de la parcela de la vivienda y otra en el exterior.

La búsqueda de los dos menores de 4 años y 3 meses de edad, ha terminado de la peor manera posible. Fueron encontrados enterrados a escasos metros de la casa donde vivían.

"Están todos muertos", afirmó Gabriel cuando la Guardia Civil le preguntó dónde estaban sus hijos y su mujer. La terrible frase la pronunció el hombre con la voz entrecortada cuando dos agentes acudieron a la casa en ruinas del municipio valenciano de Godella donde malvivía una pareja con sus dos hijos, un bebé de tres meses y un niño de casi cuatro años, desde hacía dos.

Eran las siete y media de la mañana. Pocos minutos después, un amplio operativo policial comenzó para buscar a los dos menores y a su madre en esta zona de campos abandonados. Un perro adiestrado de la Guardia Civil encontró a la mujer sobre las once de la mañana. La joven estaba aturdida dentro de un bidón, pero los niños no estaban con ella. La angustiosa búsqueda de los menores continuó hasta las 19.30, cuando los investigadores de la Guardia Civil lograron convencer a la madre para que les llevara hasta el lugar donde estaban sus hijos. Convencidos de que los pequeños se encontraban muy cerca de la caseta de campo, los guardias civiles que asumieron la investigación del caso trasladaron a la mujer al lugar y ella se derrumbó. Era la principal sospechosa de dos infanticidios. La joven no había colaborado tras ser interrogada en el cuartelillo, pero al final confesó e indicó a los agentes dónde había enterrado los cuerpos. Tras retirar la tierra con cuidado, los guardias civiles comprobaron la poco profundidad de la fosa. El macabro hallazgo dejó a los investigadores sumidos en una profunda tristeza.

Más de un centenar de efectivos habían participado durante cerca de doce horas en el dispositivo de búsqueda de los niños. Sus esfuerzos habían sido en vano. La desaparición en extrañas circunstancias de los niños, sin que sus padres aportaran datos sobre su paradero, movilizó a un gran número de patrullas de la Guardia Civil para rastrear pozos, acequias, piscinas y caminos, con el apoyo también de policías locales y bomberos de la Diputación.

En esos primeros minutos de angustiosa búsqueda, todos los esfuerzos de los agentes se centraron en localizar cualquier rastro de los pequeños o pista que permitiera encontrarlos con vida. Miembros de Protección Civil, guías con perros adiestrados y un helicóptero del instituto armado también se unieron al dispositivo policial a lo largo del día.

Ensangrentado y desnudo

El operativo de rastreo comenzó sobre las ocho de la mañana poco después de que un vecino llamara al 112 porque había visto cómo un individuo, que estaba ensangrentado y desnudo, salía de una casa de campo en ruinas y corría detrás de una mujer en Godella. Tras el preocupante aviso, varias patrullas de la Guardia Civil acudieron al lugar indicado por el testigo: una casa donde reside un matrimonio con problemas mentales, Gabriel y María, y sus dos hijos de corta edad.

Pero la mujer y los dos niños no se encontraban en el lugar. El hombre tenía sangre en su cuerpo y daba vagas explicaciones sobre el paradero de su mujer y los menores. Tras afirmar que estaban muertos, luego dijo que su esposa se había sumergido en el agua de una piscina para reencarnase en su hijos.

Los agentes se quedaron perplejos cuando escucharon estas palabras. También vieron una pintada en uno de los muros de la casa: 'Vais a morir todos'. Ante la desaparición de los menores y las claras evidencias de que pudieran estar en peligro tanto ellos como la madre, la Guardia Civil montó un operativo de búsqueda con todas las patrullas que se encontraban en la zona y otras que acudieron de varios cuarteles cercanos. Aún así no fue posible hacer nada por los menores. Ahora la madre está detenida mientras que el padre se encuentra en calidad de investigado.

Etiquetas
Comentarios