Despliega el menú
Nacional

Vox pide los nombres de los empleados de las unidades de Violencia de Género y Susana Díaz avisa de una "purga"

La formación demanda una "relación detallada con nombres, apellidos, número de colegiados en sus respectivos colegios profesionales.

El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano.
El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano.
Reuters

El diputado de Vox Francisco Serrano ha solicitado al Gobierno andaluz a través del Parlamento autonómico los nombres y apellidos de todos los trabajadores de las unidades de Violencia de Género entre los años 2012 y 2019. La petición viene recogida en un escrito dirigido a la Presidencia del Parlamento de Andalucía con fecha 15 de febrero pero registrado en la Cámara el día 20 del mismo mes.

En el documento, Francisco Serrano demanda una "relación detallada con nombres, apellidos, número de colegiados en sus respectivos colegios profesionales, si estuvieren dados de alta en ellos con la reseña de dichos colegios profesionales, y si no también, de todos los psicólogos, trabajadores sociales y médicos forenses que han integrado las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género". También reclama los nombres de los miembros de los "Equipos psicosociales de los juzgados de Familia y equipos de menores en las ocho provincias de Andalucía, entre los años 2012 y 2019 completos".

La petición de Serrano se acoge al amparo del artículo 7 del Reglamento de la Cámara andaluza, que obliga al Gobierno andaluz a facilitar la información, aunque respetando de ley de Protección de Datos.

La formación ha enmarcado la petición en la necesidad de "fiscalizar y comprobar el destino" de las ayudas concedidas por la Junta en los últimos años. En un audio difundido por Vox, el portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, ha explicado que esta es sólo una de "las muchas peticiones de información que están realizando y realizará el grupo para fiscalizar y comprobar el destino que se le ha ido dando a las ayudas y fondos concedidos por la Junta en los últimos años".

Por su parte, el presidente del Grupo Parlamentario Vox, Francisco Serrano, ha manifestado en su cuenta en Twitter, en relación con esta petición de información, que se "están violando sentencias de altos tribunales que exigen la colegiación".

"Los jueces dictan sentencias en base a informes de profesionales no cualificados y altamente ideologizados y de los que depende la libertad de un acusado o el futuro de niños", ha señalado.

Díaz habla de "purga"

Por su parte, la secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha denunciado este viernes la "purga, la persecución y las listas negras" que pretende llevar a cabo la formación de "extrema derecha" de Vox.

Durante su intervención en un encuentro con colectivos de mujeres con motivo de la celebración, este 22 de febrero, del Día Europeo de la Igualdad salarial, Susana Díaz ha querido expresar el "estupor" que le ha causado el hecho de que Vox haya presentado en el Parlamento una solicitud de información para conocer los nombres y apellidos de esos trabajadores.

Ha recalcado que mientras el PSOE-A ha decidido celebrar este 22 de febrero reclamando igualdad y que se acabe con la brecha salarial entre hombres y mujeres que existe actualmente en muchos ámbitos laborales, la "extrema derecha" ha decidido pedir por escrito en la Cámara autonómica el "nombre y apellido" de los trabajadores y trabajadoras de las unidades de violencia de género en Andalucía.

Para Susana Díaz, esto le suena a "purga, a persecución y a otros tiempos que pensé que nunca tendría que conocer", en los que se hacían "listas negras". Ha agregado que Vox sabe perfectamente que esos trabajadores y trabajadoras, gente que está "currando para proteger la vida" de otras personas, tienen una ley que les protege, la Ley de Protección de Datos, pero lo que pretende esa formación en realidad es "señalar" para que uno empiece a "avergonzarse de lo que hace" y a "ocultar a lo que se dedica".

Para Susana Díaz, hay una "lluvia fina, que está calando en la sociedad", que pretende llevar a quienes están al frente de la igualdad y protegiendo la vida de mujeres y de niños a "ocultar" lo que realmente hacen para decir, cuando se les pregunte, que se dedican "a los servicios sociales".

En su opinión, habría que repartir los poemas de Bertolt Brecht por Andalucía y España en unos momentos en los que unos han decidido que estamos en ese punto de "elegir entre una sociedad más moderna, inclusiva, igualitaria o justa o una sociedad que vuelva atrás y que sea ejemplo de involución y de regresión y donde los pasos que se han dado sean revertibles".

Asimismo, Susana Díaz ha criticado que los partidos de derecha y la "extrema derecha" votaran ayer en el Parlamento en contra de una iniciativa del PSOE-A en la que se planteaba "incrementar los recursos" para proteger a las mujeres.

Ha anunciado que el PSOE-A presentará en el Parlamento andaluz sendas iniciativas en defensa de la equiparación salarial entre mujeres y hombres y sobre las condiciones laborales, unos debates que, según ha apuntado, se tienen que afrontar con "valentía", cuando algunos lo que pretenden es que las mujeres se vuelvan a la "casa" para dedicarse al cuidado de los hijos y que se dediquen a "parir" y no haya abortos para que estén garantizadas las pensiones.

Díaz ha alertado de que la derecha y la extrema derecha de este país están instaladas en el patrón de comportamiento de que los hombres y las mujeres "no somos iguales". Ha mostrado su preocupación por los discursos "retrógrados y machistas" de esos partidos y ha querido dejar claro que ella, cada día que pasa, es "más feminista", baila más y su pareja "pone más leche": "Mi hijo me pide que baile con él y al padre le pide que le ponga la leche".

Para la dirigente socialista, en unos momentos en los que está en juego esa igualdad real, el PSOE es "más necesario que nunca porque defiende sin ningún tipo de complejo que es un partido feminista"."Somos socialistas y feministas: somos socialistas porque creemos en la igualdad y somos feministas porque sin esa igualdad es imposible tener una sociedad justa".

Susana Díaz ha relatado que ella mismo vivió, cuando accedió a cargos de responsabilidad en el PSOE-A, la necesidad de "masculinizar la capacidad de decisión o de dirección" porque era un "plus". Según ha apuntado, eso es lo que viven muchas mujeres cuando quieren acceder a algún puesto directivo, se les exige que se "comporten como hombres". Luego, lamentablemente, "pasamos a ser mandonas o ambiciosas", ha apuntado Díaz.

Durante el acto, también ha intervenido la secretaria provincial del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, que ha denunciado que la derecha de este país ha "pisoteado el término feminista" y ha añadido que el PSOE es el único partido a través del cual se puede conquistar la igualdad real. También han intervenido cuatro mujeres de diferentes ámbitos profesionales que han sufrido la brecha salarial o la imposibilidad de ascenso por tener que conciliar con la vida familiar.

Etiquetas
Comentarios