Despliega el menú
Nacional

Los Reyes de España hacen la tradicional ofrenda en el Mausoleo Mohamed V

Tras la cena de gala con la que fueron agasajados a su llegada, este jueves el viaje de Estado continuó con una reunión de Felipe VI con el primer ministro marroquí y la visita de doña Letizia a la Escuela de Segunda Oportunidad

Los Reyes de España visitaron este jueves en Rabat el Mausoleo del Mohamed V, abuelo de Mohamed VI y donde también está enterrado su padre, Hasán II, al comienzo de su segunda jornada de su viaje de Estado a Marruecos.

Como es tradición en todas las estancias de dirigentes extranjeros a la capital marroquí, don Felipe y doña Letizia colocaron coronas de flores en memoria de Mohamed V y de su hijo.

Para cumplir con la costumbre musulmana, ambos se descalzaron y la reina su cubrió la cabeza con un pañuelo para acceder al sepulcro y depositar las flores ante las dos tumbas.

Don Felipe, con traje, y doña Letizia, vestida de blanco, hicieron un gesto de recogimiento ante la tumba de Mohamed V y, a continuación, agarrados del brazo, se dirigieron a la de Hasán II.

Junto al resto de la comitiva, admiraron también la belleza del conjunto arquitectónico en mármol blanco, construido entre 1961 y 1971 y donde también está enterrado el hermano de Hasán II, el príncipe Moulay Abdellah.

El abuelo del actual monarca reinó desde la independencia del país en 1956 hasta su muerte en 1961, cuando le sucedió Hasán II, quien falleció en 1999, lo que llevó a Mohamed VI a asumir el trono.

Acompañaron a los Reyes los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska; el de Cultura, José Guirao, y la de Industria, Reyes Maroto, que también se cubrió la cabeza con un pañuelo como signo de respeto.

Por parte marroquí, la representación la encabezó el ministro de Exteriores, Nasser Bourita.

Los Reyes ya rindieron tributo a los dos anteriores monarcas marroquíes en julio de 2014, cuando hicieron su viaje de presentación invitados por Mohamed VI.

Felipe VI comenzó la jornada con una reunión con el primer ministro marroquí, Saadedín Al Othmani, en el Palacio de Huéspedes, donde también se va a entrevistar, después de la ofrenda floral, con los presidentes de la Cámara de Representantes, Karim Ghellab, y de la de Consejeros (Cámara Alta), Habib El Malki.

En paralelo, la reina visitó la "Escuela de Segunda Oportunidad", en el barrio de Salé, donde se forma a niños y jóvenes en acogida.

Luego volvieron a juntarse para mantener un encuentro con escritores marroquíes en lengua española.

Entre ellos, el catedrático, historiador y traductor oficial a español en el Gabinete Real, Hussein Bouzineb, a quien se va a nombrar académico correspondiente de la Real Academia Española (RAE), el primer marroquí y magrebí en recibir esta distinción.

Por la tarde, Felipe VI presidirá la puesta de largo del Consejo Económico Marruecos-España, donde pronunciará su primer discurso.

La agenda se completará con un encuentro ante la colectividad española, en el que el Rey también dirá unas palabras, antes de regresar a Madrid.

Calurosa bienvenida y cena de gala

Los reyes Felipe y Letizia iniciaron este miércoles su visita de Estado a Marruecos, un viaje que durará menos de 30 de horas pero que, tras largos preparativos y sucesivos aplazamientos, pone de relieve la sintonía y la estrechísima cooperación entre los dos Gobiernos.

Su anfitrión, Mohamed VI, se ha volcado en atenciones y, al igual que en viajes anteriores, acudió personalmente al aeropuerto a recibirlos. Lo hizo acompañado de sus cuatro hermanos y sus dos hijos: el príncipe Mulay Hassan, de 15 años, que está teniendo un papel creciente en la representación internacional del país, y la princesa Lala Khadija, de 11.

Los dos jefes de Estado se saludaron con un apretón de manos y dos besos al pie de la escalerilla del avión y luego toda la familia pasó al pabellón de Estado del aeropuerto, antes de dirigirse hacia el Palacio Real de Rabat en una larga comitiva. En el primer coche viajaban el rey Felipe y Mohamed VI, con el techo abierto y saludando a la gente que se colocó en la ruta entre el aeropuerto y la ciudad, toda jalonada de banderas de los dos países.

La ceremonia oficial de bienvenida tuvo lugar en la explanada ante el Palacio Real de Rabat, ante todo el Gobierno marroquí, numerosas autoridades y miembros del cuerpo diplomático. Las delegaciones han escuchado los himnos, con 21 salvas de honor de fondo, en un estrado entoldado. En primera fila, flanqueados por las banderas, los jefes de Estado y, detrás, el príncipe heredero de Marruecos con la reina Letizia a un lado y su tío, Mulay Rachid, al otro.

Acto seguido, Felipe VI y su anfitrión tuvieron una reunión privada y, después, otra más con las respectivas delegaciones, incluidos los ministros de Exteriores. Después, los dos Reyes presidieron la firma de acuerdos entre los dos Gobiernos -un total de 11--. Una cena de gala en el Palacio Real puso el broche a la primera jornada de la visita.

Video:Los reyes agasajados por Mohamed VI con una cena de gala

Etiquetas
Comentarios