Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Juicio del procés

La Fiscalía contraataca frente al "victimismo" del 'procés' en el Supremo

Los fiscales aragoneses Javier Zaragoza y Fidel Cadena respondieron con fuerza a los alegatos políticos que hicieron algunos abogados de los acusados.

MARÍA TRASPADERNE Actualizada 13/02/2019 a las 19:56

Muy esperada era la intervención de la Fiscalía en el juicio del "procés". Casi tanto como la de Vox. Y si los fiscales no han defraudado a sus defensores por su contundencia, seguramente los seguidores del partido de ultraderecha han quedado algo decepcionados por su brevedad y tecnicismo.

La Fiscalía ha respondido con fuerza a los alegatos políticos que hicieron algunos abogados del "procés" e incluso ha subido el listón. Durante casi dos horas, Javier Zaragoza y Fidel Cadena han hecho sonar en las paredes del Salón de Plenos del Supremo palabras como "democracia", "mayoría silenciosa", "plan concertado", "ley suprema", "aventura", "cóctel explosivo" y, por supuesto, "violencia". Han sacado la artillería pesada.

Zaragoza ha pasado así de dirigir durante once años la Fiscalía de la Audiencia Nacional a brillar en uno de los juicios más importantes de la democracia, precisamente la palabra que ha invocado para defender este proceso.

"Segovia no es de los segovianos, ni Zaragoza de los zaragozanos", ha proclamado su compañero Cadena para negar el derecho de autodeterminación catalán, usando para ello su tierra y la del fiscal Zaragoza, dos maños de nacimiento.

Éste, con voz más grave y firme que Cadena pero con términos igual de tajantes, ha sido el primero en hablar en una segunda jornada que ha ido más sobre ruedas que la primera. Porque no ha habido colas a la entrada del Supremo, ni agolpamientos en los pasillos, ni gritos de admiración de miembros del público al ver a los abogados de Vox.

Sí algunos corrillos con los acusados en libertad Carles Mundó y Santi Vila, el Judas del independentismo, como ha reconocido sentirse tratado en su tierra por haber dimitido antes de la DUI. Vila, de hecho, duerme en un hotel diferente al que aloja a sus dos compañeros de banquillo que no están en prisión a y los familiares de los presos.

En la ropa y complementos de estos últimos, menos numerosos este miércoles, se han visto también menos detalles amarillos, un color que sí lucía Carme Forcadell en su cuaderno. Contrastaba con el rojo de la agenda de Oriol Junqueras, quien ha estado más expresivo saludando a las conselleras presentes, ambas de ERC, que este martes con Quim Torra.

La hora de los acusados en el juicio del procés

En la sala, el amarillo ha sido el equipo ganador. En el banquillo, porque los jueces han dejado a los acusados llevar lazos de ese color apoyándose en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al que, como Dios en las guerras, todas las partes del "procés" creen de su lado.

También entre el público, frente a los asistentes verdes de Vox. Y es que los pocos murmullos que ha habido se han producido cuando los fiscales hablaban del papel de los Mossos en el 1-O, de la valla que supuestamente tiró el herido en las cargas policiales o cuando Zaragoza se ha preguntado "de dónde han sacado" las defensas 120 catedráticos negando la violencia en el "procés".

Pero las palabras de los fiscales no han conseguido caldear lo suficiente el ambiente. Dos acusados han pedido a una funcionaria que subiera la calefacción para paliar el frío que ya se ha convertido en tradición en la sala de vistas.

Ese acercamiento de la funcionaria a los acusados, alguna conversación entre Forcadell y Turull, los giros de cabeza de Jordi Cuixart para sonreír a sus familiares y la llamada de atención de una policía a Eduard Pujol (JxCat) por hacer fotos del techo, han sido los únicos movimientos vividos en una jornada corta (tan solo dos horas y media) que seguramente ha defraudado a algunos.

Se esperaba que Vox empezara atacando fuerte y lo ha hecho, denunciando el lazo amarillo en la solapa de Jordi Sánchez. Pero, después de que Marchena sentara criterio permitiendo el amarillo, las expectativas se han desinflado.

Mientras en las calles los miembros del partido de ultraderecha llenan sus discursos de atributos "golpistas" al "procés", su abogado Pedro Fernández, bolígrafo con bandera en mano, se ha limitado a hacer un alegato meramente técnico, el más breve todos.

Apenas 15 minutos para revocar las tesis de parcialidad del tribunal y violación de los derechos humanos que han planteado las defensas. Y ya.

Eso, y la decisión del tribunal de aplazar para este jueves la declaración de Junqueras, ha permitido que el juicio acabara pasada la una de la tarde. Algunos presos se quejaban hoy de que ayer no llegaron a la cárcel para cenar. "Si lo caliente es malo, imagínate los frío", decía uno de ellos para ilustrar la comida que les sirvieron. Hoy sí podrán cenar caliente.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo