Nacional

Manifestantes de la ANC ocupan la sede del Parlamento y la Comisión Europea en Barcelona

Piden por carta a Juncker que actúe contra el Estado por "violación grave de derechos humanos".

Concentración convocada este viernes por la ANC en Barcelona en apoyo a los independentistas.
Manifestantes de la ANC ocupan la sede del Parlamento y la Comisión Europea en Barcelona
Efe

Un grupo de manifestantes ha entrado la tarde de este viernes en la sede que el Parlamento Europeo y la Comisión Europea (CE) tienen en Barcelona, en el paseo de Gracia.

Voluntarios de la entidad independentista han formado un cordón alrededor del portal del edificio mientras un grupo se ha sentado en el interior para reclamar a la Unión Europea que actúe ante la situación política catalana y el juicio al referéndum del 1 de octubre, ha informado la entidad.

"Reclamamos a la UE que reaccione. La autodeterminación es un derecho y no un delito. Nos quedamos aquí", ha publicado la ANC en redes sociales.

La líder de la ANC, Elisenda Paluzie, ha declarado ante el edificio que son una veintena las personas que están dentro de la sede con el objetivo de entregar una carta dirigida al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para que actúe contra España por "vulneraciones" de derechos contra Cataluña.

Estas mismas personas han colocado un crespón negro en la bandera de la Unión Europea que ondea en la fachada, y también una pancarta en el balcón con el lema 'Self-determination is a right, not a crime. Make a move' -'La autodeterminación es un derecho, no un crimen. Moveos'--.

"VIOLACIÓN GRAVE DE DERECHOS HUMANOS"

En la carta, la ANC pide a Juncker que actúe contra el Estado porque cree que en su actuación contra el 1-O y el independentismo ha cometido "una violación grave de derechos humanos, todos ellos valores fundamentales de la UE".

Así, la entidad reclama a la CE iniciar los procedimientos para activar el artículo 7 del Tratado de la UE "para privar al Estado español de sus derechos de voto y de representación".

"La credibilidad de la UE y de todo el proceso de integración europea está en juego", avisa la misiva, que argumenta que los presos soberanistas no han cometido ningún delito y que la única violencia que hubo en Cataluña fue la de la Policía Nacional el 1-O.

También sostiene que con el juicio del Tribunal Supremo "las instituciones españolas intentan convertir un derecho (la autodeterminación) en un delito", y considera que las instituciones europeas no pueden tolerar que se violen derechos humanos dentro de la UE.

"Con su intento de bloquear el ejercicio de nuestro derecho a la autodeterminación, un derecho fundamental, España está pisando los derechos humanos, civiles y políticos de la minoría catalana, tal y como se define en la Carta de las Naciones Unidas, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y a la Convención Europea de Derechos Humanos", añade.

Además, detalla varios artículos de estos tratados que, según la entidad, el Estado ha violado al negar el derecho a la autodeterminación: "La negación del derecho de los catalanes a celebrar un referéndum es en sí mismo una grave negación de la democracia".

Etiquetas
Comentarios