Despliega el menú
Nacional

Dos condenados por acosar por su físico a una compañera de instituto

Insultaban a la joven y difundieron rumores sobre ella para perjudicarla.

Enviaron a través de una aplicación de internet varias preguntas a la afectada como: "¿Cuántos kilos pesas?
Enviaron a través de una aplicación de internet varias preguntas a la afectada como: "¿Cuántos kilos pesas?
PxHere

Dos alumnos de un instituto guipuzcoano, mayores de edad, han sido condenados a abonar sendas multas de 540 euros por someter a acoso escolar a una compañera a la que vejaban por su físico y a la que dirigían insultos como "foca", "búfalo" y "qué penita que das", entre otros menosprecios.

Además de estos dos condenados, un chico y una chica, en las situaciones de acoso presuntamente participaba también una tercera joven que no llega a los 18 años, cuyo procedimiento se sigue a parte en el Juzgado de Menores.

Durante el juicio por estos hechos, los dos procesados reconocieron lo sucedido y se conformaron con las penas que solicitó la Fiscalía, por lo que ahora han sido condenados como responsables de un delito de coacciones.

Además de las citadas multas, los acosadores y el instituto en el que se produjeron los hechos, en este último caso en concepto de responsabilidad civil, deberán compensar solidariamente con 3.000 euros a la perjudicada por los daños morales causados.

Según la sentencia del caso, a la que ha tenido acceso EFE, los episodios vejatorios se iniciaron a partir de septiembre de 2016, mes en el que arrancaba el curso escolar en el citado centro, y los dos inculpados comenzaron a acosar a su víctima "puestos de común acuerdo" con la citada menor.

Los procesados dirigían a su compañera "con una alta frecuencia" frases e insultos como "foca", "búfalo", "qué penita que das" y "qué asco me das, me quiero tirar por la ventana", entre otras burlas "relativas a su peso".

Asimismo, desde el inicio del curso, los encausados "comenzaron a difundir rumores" sobre la perjudicada "provocando que el resto de la gente comenzara a dejarla de lado".

En concreto, a mediados de noviembre de 2016 la chica acusada y la menor de edad enviaron a la víctima una foto, a través de una red social, en la que ambas aparecían "haciendo una gesto con el dedo corazón levantado" junto a la frase "pena, penita que das".

Posteriormente, los días 30 y 31 de noviembre, el acusado varón, "de común acuerdo" con sus dos compañeras de acoso, mandó a través de una aplicación de internet varias preguntas a la afectada como: "¿Cuántos kilos pesas?"; "¿cómo follas con tu novio?"; "se rumorea que lo dejaste con tu novio, habéis vuelto?" y "¿crees que tu novio te quiere?".

El escrito judicial explica que todas estas situaciones han producido en la alumna afectada "una situación de estrés que ha repercutido negativamente en su desarrollo".

Además, a consecuencia de estos hechos, esta chica ha sufrido "ataques de pánico", ha debido medicarse "a diario" para "poder dormir" y "se encuentra deprimida" y "sin ganas de ir a las clases".

Asimismo, padece "un trastorno adaptativo con ansiedad" de carácter leve que cursa con "nerviosismo, alerta, alteraciones del sueño y del apetito" y que repercute en su vida diaria, "sobre todo a nivel escolar", pues le falta "motivación" par acudir al instituto y sufre "malestar" y "dificultad para concentrarse".

Etiquetas
Comentarios