Despliega el menú
Nacional

Ayamonte, el otro 'brexit''

Si se aplica el 'brexit duro', hasta 657 habitantes de este pueblo pasarán a ser directamente extranjeros sin autorización para vivir en España.

Banderas británicas en Londres
?Unas 450 empresas aragonesas, pendientes del "brexit" en Reino Unido

El padrón municipal de Ayamonte (Huelva) podría sufrir un notable bajón en el caso de aplicarse lo que se denomina 'brexit duro', que hará que de forma inmediata 657 habitantes de este pueblo limítrofe con Portugal pasen a ser directamente extranjeros sin autorización legal para residir en España.

Y no es que este pueblo de pronto se haya convertido en un lugar de acogida de ciudadanos británicos por el boca a oreja, por su clima o su cercanía al sur de Portugal, otro punto muy británico al sur de Europa, sino que un complejo turístico levantado en los últimos 20 años en el pueblo les ha ido atrayendo para, en muchos casos, vivir sus años de jubilación lejos de Reino Unido, a donde parece que ahora tendrían que regresar.

La clave de este asunto se llama ‘Costa Esuri’, y en su día supuso el mayor complejo urbanístico creado por la promotora gallega Martinsa Fadesa, que impulsó la puesta en marcha de un gigante turístico para el que se presupuestaron 624 millones de euros, aunque la crisis económica y la de la propia empresa hicieron que nunca se terminase por completo, pero sí se sacó adelante lo suficiente para habitarlo con las garantías necesarias.

Así, en esta especie de Marbella onubense construida a seis kilómetros al norte de Ayamonte se fueron fijando ciudadanos de distintos países para descansar tras su vida laboral, o bien ayamontinos que buscaban una segunda residencia, atraídos por la publicidad de un lugar creado para albergar a 10.000 personas, con, inicialmente, dos campos de golf, hoteles, puesto de Policía Local, farmacias… todo lo que una pequeña ciudad debía necesitar.

Con todo ello, los británicos fueron los primeros que se fijaron en este edén turístico desde el que se vislumbra buena parte del final del Guadiana y los primeros pueblos de Portugal, y comenzaron a llegar poco a poco al pueblo más al suroeste de la España peninsular, dejando atrás sus raíces poco a poco, hasta empadronarse en el pueblo para ser unos ayamontinos más, 657 en total a 1 de enero pasado, una cifra que es llamativa, teniendo en cuenta que en toda la provincia onubense hay empadronados 912.

El clima o la cercanía del aeropuerto internacional de Faro (Portugal), situado a poco más de 20 minutos de la frontera de Ayamonte con el pueblo portugués de Castro Marín, fueron algunos de los factores determinantes para que llegasen a establecerse en este rincón de Huelva.

Como explican desde el Ayuntamiento, para estas personas será todo un problema que el 'brexit' las declare oficialmente extranjeros sin permiso legal para residir en España, aunque se confía en que se alcance una fórmula para que estas personas se puedan quedar en el pueblo aunque dejen de ser ciudadanos de pleno derecho y libre circulación de la Unión Europea.

Hay otro problema derivado de todo esto, que tiene que ver más con la propia economía local, porque si los británicos se van del pueblo, de pronto perderá casi al 3,5% de su población, y las casas en las que viven entrarán en un limbo urbanístico, lo que supondrá otro paso atrás para Costa Esuri, un proyecto al que parece perseguir la mala suerte.

Y todo eso teniendo en cuenta la estrecha relación que Ayamonte tiene con sus vecinos británicos, hasta el punto de que el actual alcalde, Alberto Fernández (PP), dio un mitin en la campaña de las municipales de 2011 en el complejo turístico traducido al inglés de forma simultánea, a pesar de que muchas de las personas que le estaban escuchando no podía votar en las elecciones que se avecinaban.

Etiquetas
Comentarios