Nacional

2019: ¿Un año en femenino?

Los presupuestos de este año contemplan medidas que favorecen a las mujeres.

2019: ¿Un año en femenino?
EFe

Hace poco más de un año, el 5 de octubre de 2017, se publicó el primer reportaje con las denuncias por abuso sexual contra Harvey Weinstein, todopoderoso productor de la industria de Hollywood, lo que sería el inicio del movimiento #MeToo. La etiqueta se apoderó en un abrir y cerrar de ojos de las redes sociales y trascendió la meca del cine estadounidense, donde se gestó, para alcanzar todos los rincones del mundo, todos los estratos sociales, todas las edades de mujeres del planeta entero. Fue como un grito unánime y liberador contra una situación sufrida por muchas féminas durante demasiado tiempo y dolorosamente silenciada por ellas mismas y su entorno.

Antes que el #MeToo, el gran antecedente del feminismo en España fue el movimiento sufragista de hace 87 años. Casi un siglo después, 2018 pasará a la historia como el año que hizo a las mujeres protagonistas del debate social. El año de la lucha contra los micromachismos, la violencia sexual, física y psicológica contra las mujeres, el año de Diana Quer y del juicio contra la Manada. Pero sobre todo pasará a la historia como el año en el que España vivió su primera huelga feminista. Una reivindicación que servirá para recordar que la lucha de la mujer es una lucha de todos.

El 8 de marzo, millones de mujeres (y hombres) de todos los perfiles salieron a la calle para clamar contra la violencia machista, pero también contra la brecha salarial o la precariedad laboral. Según el informe ‘Voces contra la precariedad, mujeres y pobreza laboral en Europa’, de Oxfam Intermón, el dato de la brecha de género en España es clamoroso: las mujeres tendrían que trabajar 52 días más al año para recibir el mismo salario que los hombres. Además, España tiene el dudoso honor de ser el país de la UE con más riesgo de pobreza laboral entre las féminas, y más de la mitad de las familias monoparentales, encabezadas en su mayoría por mujeres, están en riesgo de exclusión social.

Presupuestos de corte social

Por poner algún ejemplo, las mujeres son mayoría en las universidades, el 55% frente al 45% de los hombres en el curso 2016-2017. Sin embargo, según el Instituto Nacional de Estadística, los hombres con estudios superiores tienen menos paro que las mujeres (un 17,2% frente al 20,5%). Ellas sufren más precariedad: el 47,7% de los hombres asalariados tiene contrato indefinido mientras que en las féminas es el 40%. Y ellos ganan de media en torno al 10% más.

Para que se produzca un cambio efectivo en esta brecha de género sería necesario, como pide Intermón Oxfam, que el Gobierno impulse medidas contundentes como una ley de permisos paternales y maternales iguales, obligatorios e intransferibles, así como universalizar la educación de 0 a 3 años y mejorar el sistema de atención a la dependencia. También incrementar a 1.000 euros el salario mínimo en 2020 y reforzar en los presupuestos de este año los recursos humanos y técnicos de la inspección de trabajo, para evitar situaciones de explotación.

Precisamente, los Presupuestos Generales del Estado 2019, que el Gobierno tiene previsto llevar este mes al Congreso y que se presentan como "de corte ampliamente social", recogerían algunas de estas medidas, pero la débil situación del Ejecutivo socialista, pendiente de complicados apoyos externos, hace peligrar su aprobación, por lo que habrá que esperar para ver si se hacen realidad.

Zancadas hacia atrás

También habrá que estar atentos a la irrupción de Vox en el panorama político español. De momento ya tienen 12 escaños en el Parlamento andaluz, y las elecciones autonómicas y municipales del mes de mayo son su próximo y reconocido reto, como paso previo a su codiciado desembarco en el Congreso de los Diputados tras las generales que, si se agota la legislatura y no hay adelanto electoral este año, se celebrarían en 2020.

El ideario de la formación de extrema derecha implica recortes de derechos y zancadas hacia atrás en lo conseguido por el feminismo, según colectivos de mujeres. Su programa pone negro sobre blanco la derogación de la ley de violencia de género "y de toda norma que discrimine a un sexo de otro", el rechazo al aborto cubierto por la sanidad pública, las listas paritarias de los partidos y la supresión de "organismos feministas radicales subvencionados".

Las asociaciones feministas llevan tiempo alertando de que se está "retrocediendo a pasos agigantados" y el auge de Vox es "la última demostración del retroceso", según Ana Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas. "El patriarcado se rearma", advierte por su parte Yolanda Besteiro, al frente de la Federación de Mujeres Progresistas.

A nivel internacional, la ONU también lleva tiempo luchando contra la desigualdad de género que hace que mujeres y niñas de todo el mundo se queden atrás. Por ello, el organismo se centrará este año en "pensar en la igualdad, construir con inteligencia e innovar para el cambio". Explica Naciones Unidas que en un mundo cada vez más digitalizado, la innovación y la tecnología brindan oportunidades sin precedentes; sin embargo, las tendencias actuales indican que la brecha digital se está ampliando y que las mujeres están insuficientemente representadas en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas o el diseño, por citar algunos ejemplos. Este hecho les impide desarrollar e influir en el desarrollo de innovaciones sensibles al género que permitan lograr beneficios transformadores para toda la sociedad, "porque es vital que las ideas y las experiencias de las mujeres influyan por igual en el diseño y la aplicación de las innovaciones que conformarán las sociedades del futuro".

Etiquetas
Comentarios